Posted by : Unknown 22 julio 2005

Para empezar llenando este blog me gustaría hacer un repasito a la carrera (dejando de lado todo lo que no sean discos de estudio) de The White Stripes, la banda del blanco/rojo/negro, un grupo que no puede dejar a nadie indiferente con su estilo (que no siempre fue así) pero del que mucha gente desconoce sus primeros trabajos y evolución más allá de "Elephant" o, en algunos casos, de "Seven nation army".

The White Stripes (1999)
Si bien todo empezó con este álbum no se puede decir que la parejita hicieran mucho más que empezar a sentar sus bases y llamar un poco la atención sobre lo olvidado que estaba el sonido rock en su forma más primitiva (además, en este disco, en todos los sentidos lo de primitivo porque suena mucho a garaje).

De Stijl (2000)
Perfeccionando el sonido de su predecesor este disco de nombre extraño y buen hacer cierra una etapa más clásica del grupo enseñando algo de lo que va a venir después y dejando buenos momentos con una mejor producción. Sin duda tanto este como el anterior gustarán más a los que no disfrutan del actual sonido del grupo.

White blood cells (2001)
Aquí es donde realmente empieza, para mí, la locura "made in white stripes". Un disco descontrolado con lo que van a ser las pautas de la banda, que no le hace ascos a nada pero que suena demasiado a disco de transición, que no sabe donde meterse (no es que los discos posteriores sean precisamente para encasillarse ni nada así).

Elephant (2003)
Con un poco más de tiempo para hacer el disco y asentando lo que realemente quieren hacer consiguen consolidarse y, de paso, hacerse mundialmente conocidos gracias a los acordes de bajo iniciales de la primera canción del disco. Un álbum de mucho mérito que hay que escuchar con paciencia (supongo que un poco como todos sus discos) y que deja grandes temas.

En la misma línea que el anterior, puede que incluso más hermético y complicado: lo peor que se ve en este disco es que como sigan por este camino en tres ó cuatro discos no hay dios que les oiga . Eso sí, como ya comenté en la reseña, muy buen disco a pesar de todo. Para quien le quiera dar una oportunidad a la experimentación con todo tipo de géneros y sonidos básicos.

En fin, sólo era por comentar algo, porque últimamente me he estado escuchando los primeros discos y he visto que poca gente los conoce y, creo, merece la pena echarles un ojo a estos freaks de Detroit.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -