Posted by : Dani López 16 junio 2010

Estoy disfrutando con la sección de EHDLT titulada Tercer Milenio, en la que se dedican a repasar las obras que redefinieron el cómic, su forma de contar historias, sus elementos y temas desde principios de la década pasada. El último que leí, trataba sobre Crisis de Identidad , y me gustaría hacer algunos apuntes sobre ella, muy breves, debido a que llevo leyendo muchos años grandes comentarios sobre la obra, pero ni en su día ni en su relectura creo yo que estemos ante nada que suponga mucho alboroto en términos de calidad y lo creo así por varias razones muy concretas (la reseña original referenciada está escrita por Alain Villacorta "Laintxo"):

Photobucket

1. Crisis de Identidad (Identity Crisis) toma muchos riesgos al jugar con lo que lleva un tiempo llamándose retcon (y que se traduce por retroactive continuity). Básicamente, se puede tocar la continuidad, la historia escrita de unos personajes, de muchas formas (quitando personajes o acontecimientos, añadiéndolos, cambiándolos...) y a veces es necesario hacerlo para intentar encajar bien las piezas y que todo cuadre. En otras ocasiones, se trata de dar nuevos puntos de vista sobre orígenes o sucesos (ejemplos: la reinterpretación del origen de Spider-Man por J.M. Straczynski o la del de Batman por Grant Morrison), que pueden tener más o menos impacto, ser grandes cambios o simples detalles para intentar contar alguna historia nueva. Como está claro para cualquiera que siga la ficción seriada en general, ya no sólo el mundo de los cómics, ésto puede tener efectos no deseados, incongruencias o, simple y llanamente, terminar siendo algo innecesario, un cambio que no merecía la pena haber realizado porque la calidad de la historia resultante no es lo suficiente como para justificar alteraciones en la continuidad. Me viene a la cabeza el ejemplo de Pecados del pasado (Sins past) o Trouble, ambas historias sobre el pasado de Spider-Man completamente catastróficas e innecesarias pero que, lo que es peor, y éso a mí me parece importante, suponen mancillar la esencia de personajes clásicos por el puro morbo. Habitualmente, para encajar este tipo de cambios, hay que recurrir a explicaciones mágicas, controles y borrados mentales, clones, realidades alternativas, sueños... recursos clásicos con los que todos estamos familiarizados y que pueden resultar útiles para explicar ciertas cosas o, en ocasiones, embarazosos, depende de la habilidad.

En el caso que nos ocupa, tenemos un juego con el pasado muy profundo pero con el que creo que se cae en una cosa terrible. Por un lado, decir que no soy un conocedor enciclopédico de la continuidad de DC, pero en cuanto a cómo encaja el elemento de la historia en ella, no tengo muchas quejas para el trabajo de Brad Meltzer. Se utilizan recursos de los comentados y después se juega bien con las repercusiones del descubrimiento de los hechos en el presente (en general: hay cosas que no terminan de encajar, como el papel de Superman, pero bueno). Además, es, incluso, una buena explicación para explicar algunas cosas sobre el cambio de comportamiento de un villano. Lo que para mí es un error es el todo en sí, su esencia. En los últimos años, se ha puesto mucho énfasis en arrastrar a los héroes por el fango, pero no sólo para hacerlos más humanos, sino que han terminado despojándolos casi de ese manto por sus acciones. Yo creo que, y no creo que sea algo inmovilista, se puede tocar el pasado de los personajes si se hace con cuidado y no se traiciona su naturaleza, y los héroes, son héroes por algo. Ésto es altamente discutible y una opinión muy muy personal, pero lo siguiente no tanto.

Photobucket

2. "Utilizando con habilidad los recursos clásicos del las pistas falsas u ocultas y el cliffhanger de último momento, Brad Meltzer nos atrapa (...)".
Para mí, el principal problema de esta miniserie, por otro lado perfectamente escrita y dibujada (incluso uno puede llegar a dejar pasar, hasta cierto punto y no saliendo de la obra en sí, lo dicho en el punto anterior), es que es mentira que sea una buen thriller, que tenga un buen misterio y que utilice con habilidad los elementos clásicos del género, como evidencia el final de la misma. Alguno puede aludir a que ésto no es lo realmente importante de la serie, que "Crisis de Identidad es una exploración a cerca de los personajes de la JLA y de sus relaciones entre ellos y el resto del universo DC", y hasta cierto punto podríamos estar de acuerdo, sino fuera que dentro de la historia se dedica tanto tiempo a este otro aspecto de la misma. Se puede decir, que en ella casi tenemos dos argumentos, por un lado el referido al pasado y por otro el asesinato de un personaje en el presente y el intento de encontrar al asesino (y en todo ello, sí, un muy buen tratamiento emocional de la mayoría de los personajes, buenos diálogos y buenos momentos, todo ello desembocando en una descripción de los personajes de este universo muy acertada, si aceptamos sus peculiaridad). Comentado lo primero, tengo que ser muy claro con lo segundo: Crisis de Identidad no es una historia con un buen misterio, un buen thriller, una buena investigación de un asesinato ni nada que se le parezca. El peor procedimental le supera en muchas cosas. ¿Por qué? Pues por una razón muy simple y muy clara: porque las pistas que aparecen en la historia, todo lo que ve el lector y todo lo que hacen los personajes, no llevaría nunca a descubrir quién es el asesino. Si alguien lo adivinó, lo que hizo fue, éso, adivinar, porque nadie le había dado nada en qué basarse. Para que se entienda mejor, la serie nos deja una investigación sobre un asesinato, pistas y demás, pero deja la sensación de que llega al final dándose cuenta de que no tiene ni puta idea de quién es el asesino, así que se lo saca de la manga, y así no son las buenas historias de misterio. Alguno argumentará que quién sea el asesino no importante, que lo importante es la muerte en sí, lo que desencadena y demás. No estoy de acuerdo, pero si así es, ¿por qué intenta hacernos ver que sí le importa? Si desde el principio no hubiera fingido que le importaba un carajo quién es el asesino, nos habríamos metido con éso, pero no con el hecho de que es un misterio mal planteado y mal desarrollado porque está mal resuelto, pero no mal "de forma decepcionante" o "de forma previsible", sino mal de "sacado de la manga" o "era imposible saber en qué dirección iba la historia en este aspecto".

Es cierto que Crisis de Identidad, despojada de sus defectos, para mí graves, es una buena historia, una historia escrita con sentimiento y amor a los personajes (paradójicamente, porque lo comentado en el punto uno nos haría pensar lo contrario), un cómic emocionante y con sus momentos, aunque con todo, alguno también podría argumentar que tiene momentos que son un coñazo, y lo entendería, aunque no termino de compartirlo.
En fin, siento que ésto no haya sido tan breve como esperaba. Seguro que la mayoría de la gente que se suele pasar por aquí, interesada por las series, ni siquiera sabrá de qué estoy hablando pero bueno, si este blog sigue en marcha tanto tiempo después es porque hablo en él de lo que cada día me toca la fibra y me incita a ponerme al teclado como un loco. De todos modos, incluso aunque no hayáis leído el cómic o ni os gusten en general, creo que he hablado de algunos conceptos muy generales y comunes a la ficción serializada en conjunto, así que igual lo encontráis curioso. Ya me contaréis.

Posts // Comentarios

Últimos comentarios:

Top comentaristas:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -