Posted by : Dani López 19 enero 2009

Ayer vi el último episodio de la serie* de la HBO, The Wire, creada por David Simon, que fue periodista del Baltimore Sun durante 12 años, con mucha ayuda de Ed Burns, que también trabajó con él antes en The Corner y después en Generation Kill, y que fue miembro del departamento de homicidios de la policía de Baltimore durante 20 años. Estos detalles biográficos son pertinentes por una única razón: The Wire es Baltimore, se basa en ella, se desarrolla en ella y, pese a que toma esta pequeña ciudad de Maryland (tiene poco más de 600.000 habitantes) como ejemplo, como microcosmos, no borra los detalles de la ciudad y sus peculiaridades del mapa, sino que se adentra aún más en ellos y los aprovecha, cosa que sólo se puede hacer, en este caso, con ese gran conocimiento de la ciudad y de sus entresijos (miren las profesiones de los implicados).

The Wire es, en mi humilde opinión, como mínimo (iba a tirarme a la piscina pero creo que ser categórico en este tipo de afirmaciones no ayuda a nadie ni es justo), una de las 5 mejores series de la historia de la televisión y una historia que bien podría haber sido una de esas grandes novelas con decenas de personajes que navegan por el tiempo y las generaciones. Y es que la serie se dedica en sus 60 episodios a contar una historia muy localizada pero tan universal que asusta: todos los males de la sociedad (hipocresía, egoísmo, avaricia, cobardía, miedo, vagancia, lujuria, debilidad, envidia...), de la humanidad, son expuestos en la serie con una habilidad sobrenatural que se aleja del maniqueísmo por completo y que pocas veces se puede decir que se haya acercado tanto a lo que es la realidad sin entrar en lo documental, es decir, sin abandonar el entretenimiento.
Y, para que esa historia llena de verdad, para que el magnífico guión (luego hablamos más de él), se hagan realidad, hace falta una cosa: un casting perfecto y aquí, lo tenemos. Lo maravilloso del casting es que los actores no lo parecen, parecen narcotraficantes, policías, polícticos, niños de esquina, drogadictos, periodistas... no parecen actores sino personas que se dedican a eso que han contratado para que les graben mientras viven. Ahí está otra de las claves de la serie. ¿No se han fijado? He dicho viven, no trabajan. Cada uno de los personajes, cada uno de entre todos esos geniales personajes que hay (que son muchos: casi 50 personajes aparecen en 15 episodios o más), tiene una vida que observamos a través de su trabajo, a través de sus actos cotidianos (muchas veces "en apariencia") más insignificantes, a través de lo que piensan de él. Y, cuando lleva un tiempo sin aparecer y vuelve, su vida ha continuado, han evolucionado, quizás cambiado en algún sentido, o han seguido haciendo lo mismo, pero cuando les volvemos a ver, les echábamos de menos, nos preguntábamos, ¿qué será de tal o cual personaje? Y, después, lo averiguamos.

Pero no sólo con el reparto genial y una plantilla coral de personajes humanos cuenta la serie: tiene un guión genial. Primero conviene decir una cosa sobre él para que quede claro: no le hace ninguna concesión a nadie, no se explica, no está hecho para complacer a nadie, está hecho para escocer pero también para disfrutar bien atento, para dejar que te empape. Dejando de lado algunos intentos paternalistas de las series del mainstream de conseguir que sus espectadores se sientan seguros, que no se pierdan nada, The Wire no está aquí para éso, está aquí para contar una historia, una historia muy grande, pero no para ayudar a nadie a entender las cosas. Eso sí, a la vez, si el espectador la disfruta atento y se deja atrapar, la serie, detallista hasta lo impensable, siempre tiene un guiño y simples detalles de segundos, de planos, para aquel que ha sabido escuchar lo que tenía que decirle.
Otra cosa en la que se aleja esta serie de lo marcado es en el ritmo y en la resolución. Lejos de la tendencia creciente a las tramas episódicas y a cerrar argumentos (cosa que siempre aumenta la comodidad del espectador y ayuda a que exista el espectador casual), The Wire nos ofrece 5 temporadas que, si bien están separadas temáticamente según algunos de sus focos de acción y de interés, conforman una única trama de 60 episodios con casos/problemas/tramas que se cierran en varias temporadas, en una, que duran toda la serie o que nunca llegan a terminar, como la vida misma. Genial ejemplo de esto último es el final de la serie, que nos muestra en pocos minutos cómo cuanto más cambian las cosas, más siguen igual y que hay cosas que nunca terminan, sólo cambian la forma o la persona que ocupa un nicho en el ecosistema de las ciudades actuales (no quiero dejar spoilers hoy, así que supongo que los que hayan visto terminar la serie sabrán a qué me refiero). Y es que no crean que la serie ha terminado porque no tenía más que contar, porque podría seguir eternamente, años y años, ha terminado porque ha decidido parar ahora y, aunque me da pena, no me parece un error (supongo... me cuesta decirlo).
En cuanto al ritmo, los que estén muy acostumbrados a un ritmo alto, a que las cosas ocurran cuando tienen que ocurrir porque el episodio se va a acabar, van a tener problemas (al principio... o no) para engancharse del todo a la serie o, incluso, puede que no estén del todo enganchados hasta que estén en plena 3ª temporada. Pero éso a The Wire no le importa mientras terminen de ver sus 60 episodios con calma y atención y se dejen atrapar por los personajes.

Y ya que hablamos de personajes, hay que reconocerlo, pese a su vocación de realidad, uno de los puntos más atractivos de la serie son sus personajes singulares, sus rarezas (posiblemente basadas en la realidad, que siempre supera a la ficción): McNulty, [Dominic West] un policía borracho, putero, con problemas con la autoridad pero con unos instintos y habilidades detectivescas al alcance de muy pocos; Omar [Michael K. Williams], un delincuente con un código que se dedica a robar a los narcotraficantes, un homosexual negro que vaya con su escopeta asustando barrios enteros, un personaje que en EE.UU. tuvo una repercusión muy grande, al igual que muchos de los narcos, entre los bajos fondos. Éstos son sólo dos ejemplos y, lo digo en serio, quizás no todos sean tan peculiares, pero cada uno es lo que es, está perfectamente caracterizado y tiene su background personal, sus inquietudes, sus puntos fuertes, sus debilidades, su forma de hablar... Bunk [Wendell Pierce], Stringer Bell [Idris Elba], Herc [Domenick Lombardozzi], Lester [Clarke Peters], Bubbles [Andre Royo], Marlo [Jamie Hector]... en serio, la plantilla de personajes es insuperable y, además, variopinta y que representa, en algún momento, todos los tipos de personas y actitudes ante la vida.

Antes de terminar, me gustaría hacer un comentario personal sobre la serie que no he leído en ningún sitio, por lo que no es más que una sensación personal y que yo siempre he tenido: The Wire es sobre la aptitud, sobre la competencia, sobre gente que es buena en su trabajo y gente que no lo es. Ya sea siendo traficante, siendo ladrón, siendo asesino, siendo policía, siendo político, siendo extorsionador, siendo abogado, siendo drogadicto, siendo periodista... en todos los sitios hay gente que hace las cosas bien y gente que hace las cosas mal e, ironías de la vida, no siempre unos terminan mejor que los otros porque todo depende de lo que le convenga a quien manda. Ahí está otra de las claves de la serie, otro de las yagas donde mete el dedo: el poder, en todos los sitios y en todas sus formas posibles, lo que hace la gente por conservarlo, lo que hace la gente por conseguirlo... Así, como no podía ser de otro modo, viendo esta serie, a menudo uno se indigna, se le revuelven la tripas ante la injusticia y la hipocresía. Y, ésto, ocurre porque la serie termina haciéndote creer que estás viendo la realidad a través de una ventana, una ventana frente a la que hay que sentarse con calma en una mecedora tapado con una mantita y con algo de beber, porque por delante van a pasar cosas que uno no espera.

Si aún no la ven, no pierdan tiempo y empiecen, con calma, dejándose llevar hasta el final, merece la pena y mucho, en mi opinión (está doblada entera o casi pero creo que aquí deberían de optar por la versión original). Lo peor, en serio: que termina.

* Titulado –30–, que es un término periodístico que se ha usado para marcar el final de una historia.

P.D.: Aquí os dejo un vídeo que seguro que os explica mejor que yo porqué esta serie es tan buena (aunque esté en inglés: para uno es español, ya os dejé uno hace tiempo):

19 Comentarios.

  1. AG says:

    Guardo en favoritos este Megapost sobre LA SERIE para leermelo más tranquilamente mañana. Yo sí soy categorico, me parece la mejor serie que se haya hecho y que haya visto.

    Saludos

  2. Alex_x says:

    Despacito y por partes:

    1º Felicidades por el POST Dani, muy muy bueno ;).
    2º Hace tiempo que dejé apartada esta serie, por lo que creo que después de leer esto voy por fin a decantarme por terminar de ver su 4º y 5º temporada.
    y 3º Estoy muy de auerdo en eso de no categorizar algo (en este caso una serie) como lo mejor, si no como bien dices poner a la misma altura a todo lo que es bueno y grande. Sería muy injusto decir que The Wire es mejor que Los Soprano, o que ambas no tienen nada que hacer ocntra A Dos Metros Bajo Tierra (por poner un ejemplo).

  3. Nahum says:

    Coincido en mucho de lo que dices, Dani. Yo empecé mi blog, precisamente, por The Wire y The Shield, dos series con muchos puntos en común y que, además, han concluido sus epopeyas en el 2008.

    The Wire tiene todo. Esa narrativa anti-climática, coral; esa mirada documental hacia la realidad, dejando que se cuele por todas sus esquinas; esa crítica social donde Baltimore no es más que el desagüe moral de las sociedades occidentales; el cine negro; el ritmo; una escritura firme y extremadamente inteligente...

    El episodio final es glorioso y desolador. Me gusta el juego de espejos de personajes en el conmovedor final Michael es un nuevo Omar, Dukie un nuevo Bubbles, Partlow acaba al ladito de Barksdale y con un destino parecido al de Wee-Bey, Bodie ces el espejo del Wallace de la 1ª temporada...

    !En fin, es una serie tan, tan rica, con tantos matices y tal caudal narrativo...!

  4. Sunne says:

    que conste que comento porque el hiposapo me lo ha ordenado.jeje

    pedaaaaaaaazo post, te digo que ni me lo he podido leer entero uffff. (estoy con la tv encendida y esto necesits concentración)
    justo ahora subo la serie a baja-series y a ver si de paso me pongo a verla de una p... vez.

  5. thursnext says:

    Te quoteo obligatoriamente:

    "Si el espectador la disfruta atento y se deja atrapar, la serie, detallista hasta lo impensable, siempre tiene un guiño y simples detalles de segundos, de planos, para aquel que ha sabido escuchar lo que tenía que decirle"

    Gran post. ¡Felicidades y Gracias!

  6. Jesús says:

    No puedo estar más de acuerdo contigo. Te dije lo de que me había sabido a poco el último capítulo porque han sido muchos meses con esta serie de manera continua y centrada en ella y, cuando termina, se te queda un vacío difícil de llenar con cualquier otra serie.

    De cualquier manera, es eso. Es un trozo de Baltimore. Podría haber seguido para siempre, pero mejor dejarlo así, en lo más alto, y no terminar vendiéndose a los estereotipos habituales y las métricas del resto de series. Es algo increíble.

    Y nada, que siempre nos quedará volver a verla :-)

    Un saludo Dani y gracias por animarme a verla :-)

  7. Dani says:

    Me alegra mucho que os haya gustado el post porque lo escribí según me salía sólo impulsado por lo que me gusta la serie.

    AG: cuando lo leas, me dices. Yo prefiero no ser categórico, pero es genial.

    Alex_x: Gracias. Estoy de cuerdo en lo de categorizar pero no en lo de que no la hayas terminado, ¡muy mal! Con calma y a por ella.

    Nahum: Rica en matices es poco. A mí me encantó ese juego de paralelismos que nombras y que ocupaba el final de la serie pero, quizás, deberías haber puesto un cartel de SPOILERS delante :P

    Sunne: Ponte, ponte... pero ahora en plena efervescencia de series igual no tienes tiempo. El caso es que la veas, no te arrepentirás (pero, sin prisa pero sin pausa).

    Thursnext: Gracias y... gracias, que eso de que te saquen como cita algo da cosa.

    Jesús: Me alegro de que te alegres de que te la recomendara (bufff, qué rebuscado :P). Y, sí, siempre nos quedará éso, volver a ella.

    Un saludo a todos.

  8. ALX says:

    Estupendo post. De 10. Muy de acuerdo con lo qeu cuentas y eso que aún voy por la segunda temporada.

    Si alguien dudaba de ponerse The Wire, con este post debes haberle convencido.

  9. Peter Petrelli says:

    Joder, que pesaos con los spoilers!!!

    Como vamos a hablar de series, a discutir con tu post (por cierto, brillante) si no hacemos referencia a algunos datos de la trama??

    Qeria indagar en el personaje de Omar, clave para mi en la serie pero ya no lo puedo hacer... como veo que censuras a Naum y a Jesús por contar detalles de como termina, pues na, me quedo con las ganas

    Que se joda McNuty y Bunk!!

  10. Nahum says:

    Je, Petrelli, te vi con el mismo pedal en mi blog...

    A ver, entiendo lo que dices de buscar un espacio de diálogo, sobre todo de gentes que hayan visto enteras series tan gloriosas y complejas como "The Wire", "Los Soprano" o "The Shield", pero supongo que lo único que me pide Dani es que lo avise. Y tiene razón: puedo decir lo mismo poniendo un cartelito de SPOILER al inicio de mi respuesta.

    Yo entono el mea culpa. Vamos, Peter, no seas picajoso tú, muchacho. Pones un aviso y compartes tu teoría sobre Omar, que a mí también me parece un personaje clave.

  11. Dani says:

    Yo siento que no se puedan editar los comentarios, sólo borrarlos, es que no quería borrar nada, lo siento...

    ALX: sin duda, aún te queda lo mejor.

  12. Peter Petrelli says:

    Daní, tio, al final no respondes a lo que digo. Si esto es un blog de series y hablas de una lo logico es q. se comenten tramas y personajes, sino no tien gracia. Y el q. no quiera spoilers que no lea los comentarios!!! Parece que hay que avisar en cada segundo de los puñeteros spoilers, joder!!!

    Y como no me respondes a lo de Omar, os cuetno mi teoria y si quieres me borras.

    Me gusta mucho la idea de los espejos que dice NaHum (perdon por comerme ante s la h). Creo que la clave del final de The Wire es que todo cambia para que todo siga igual. Omar es el personaje clave por que demuestra que en el bando de los malos tambien hay un Robin hood que se dedica a imponer una moral diferente. Cuando lo matan en los ultimos capitulos, uno se da cuenta de que la sociedad esta tan corrupta que hasta devoraa a sus propios salvadores!! Ya no es solo que la policia lo intente, no, es q. hasta los propios negros de Baltimore se matan entre ellos. Osea, el persoinaje de Omar demuestra el pesimismo de toda la serie, q no hay salida, q todos estan condenados.

    Lo mas duro es ese espejo en Michael, que se convierte en un nuevo justiciero nocturno, mitico, que no lograra cambiar nada ni si quiera desde dentro de ese sistema cavernario. Es una serie determinista, fuera de los topicos como dice Jesus: todo segira siendo una mierda, la educación un desastre los politicos corruptos, el capitalismo un caos y los delincuentes como Stanfield no encontraran su lugar entre la mafia capitalista de cuello blanco...

    Es en el fondo una critica social a todo el sistema yanqui.

    Ya puedes borrarme, dani, jeje.

  13. Dani says:

    Has malinterpretado lo que quería decir... y yo lo que tú querías decir, así que lo dejamos y me meto con lo que dices de Omar: completamente de acuerdo, ése final en el que nuevos personajes llenan huecos distintos que hemos visto durante la serie es genial y demuestra, como comentaba en el post, que nada cambia (o la mítica frase que decimos todos: cuanto más cambien las cosas, más siguen igual).
    En el fondo es una crítica a la sociedad americana y en la forma y, puede, también a la del mundo pero es cierto que la de los EE.UU. tiene ciertas peculiaridades que la hacen especial y que la crítica les encaje a la perfección.

    Un saludo.

  14. Daicon-X says:

    Buen post sí señor, creo que hoy mismo empezaré a ver la serie que lo llevo aplazando demasiado

  15. AG says:

    Acabo de leerlo y te has lucido, muy buen post. Comentas tanto los pros de una serie genial como los defectos que pueda tener para que la gente no le hinque el diente... Desde que empecé a verla no paro de recomendarla, por algo será.

    Saludos

  16. En cuanto he tenido un hueco libre entre tanto estudio he venido a ver si ya habias publicado la entrada y tengo que decirte, ha valido la pena!!!

    Me ha encantado leerte, y ese video ya lo vere con mas calma, de momento me lo guardo ;)

  17. makelele says:

    Acabo de terminar The Wire, Dani. No puedo creer lo que han visto mis ojos, me da una pena tremenda que no siga sucesivas temporadas con otros ámbitos de la sociedad. Joder es MUY BUENA!! Es la más realista de las series que nunca haya visto (más realista que algunos semidocumentales como "El último superviviente") ¿Cúal es vuestra opinión pasado el tiempo sobre la serie? ¿la habéis visto otra vez? ¿Creéis que refleja fielmente la realidad? Yo creo que en alguno de sus argumentos no, sin embargo el final me ha parecido muy acertado, y siendo sincero, podrían haber exprimido más la tristeza de cargarse a los personajes, pero NO, se cargan a uno y ya, la vida sigue, todo sigue, cambian matices pero poco más. FUCKING GOOD NIGG-ER!!!

  18. Dani says:

    No la he vuelto a ver pero pienso hacerlo. Me compraré una caja con todas las temporadas y a darme el gusto porque me pareció, como creo que queda claro en el post, la mejor serie que se ha hecho. Cuando lo haga, escribiré otra vez. Me alegro de que te haya gustado tanto como a mí. No sé si refleja fielmente la realidad porque no estoy yo muy metido en esos ambientes, pero lo cierto es que apesta a verdad.
    Shittttttttttttttttt (me encanta cuando dice éso mi amigo el corrupto).

  19. Recién terminé de ver el último capítulo de esta serie (ni sabía que existía) y debo decir que me conmovió profundamente. Estoy totalmente de acuerdo con tu opinión , pero sobretodo con la reflexión que haces en el último párrafo de tu reseña: también creo que lo más interesante de esta serie es que no trata sobre buenos y malos, sino sobre gente que hace las cosas con pasión y gente que no; gente que tiene códigos y gente que no. También que más allá de eso siempre la última palabra la tienen las instituciones, aunque (por suerte) la verdadera realización personal trasciende la burocracia.

Posts // Comentarios

Últimos comentarios:

Top comentaristas:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -