Posted by : Dani López 19 febrero 2010

Empecé a leer cómics de superhéroes hace ya unos 18 años (mis lecturas ya son mayores de edad), aunque empezara a leer cómics mucho antes (ya lo expliqué en este post). Cuando empecé a tener una cierta edad, digamos en la adolescencia, oía mucho aquello de "¿pero éso de los tebeos no es para niños?". Recuerdo que me encabronaba bastante y daba muchos argumentos para explicar porqué no era cierto. Hoy en día, sé que me equivocaba a medias. Los cómics antes eran para jóvenes, para niños y para adultos por igual. Creo que cada uno los disfrutaba a unos niveles diferentes y se enteraban de unas cosas distintas. Sí, siempre ha habido cómics que son para adultos expresamente, debido a su contenido sexual, de violencia o de temas, pero hablo de los los cómics de superhéroes en general, de Marvel, de DC, de Image (no me malinterpreten: no desecho el resto de géneros, ni muchísimo menos, pero es ése género en concreto, con tantas variantes, el que es objeto hoy de este comentario).


Desde hace unos años, el mundo de los superhéroes se ha vuelto mucho más oscuro, violento, duro y adulto, llegando a un punto en el que uno se pregunta si son apropiados para las mentes más impresionables. Así como los videojuegos llevan bien clara una etiqueta sobre su contenido y jugadores recomendados, aunque los padres a veces se la pasen por el forro y luego se quejen, los cómics no, y si un padre le quiere comprar un cómic a su hijo, se fijará en la portada y, si tiene la oportunidad, en el contenido (no siempre es posible), pero muchas veces, recordando sus tiempos más mozos o sus ideas preconcebidas, pensará: un cómic de Batman/Spiderman/Superman/Los Vengadores/La Liga de la Justicia, ésto no puede traer nada malo. Pero en los últimos años, éso ha cambiado, y los cómics se han radicalizado en el sentido adulto y realista: violaciones, asesinatos, moral y ética, política, intrigas... todo se mezcla con los coloridos héroes del papel y los hace más inaccesibles para los niños, bien por compresión o bien porque su madre los ve y los quema para que no le salga psicópata o algo así (como sabemos, cómics, cine, música y videojuegos, tienen la culpa de los males que asolan a la sociedad... probablemente incluso de la crisis).


Desde el punto de vista de un adulto hecho y derecho, éso no siempre supone un problema, porque se siente más identificado con la historia y los temas que se encuentra, pero después de unos años en que en todas partes ésa era la tónica que prevalecía, muchos empezamos a cansarnos de tanta oscuridad y nos gustaría algo más brillante. No tenemos porqué volver a lo naïf, estúpido o simplista, pero nos gustaría que no se dedicaran a echar mierda sobre los iconos de nuestra juventud constantemente con secretos y pasados sucios, haciéndoles matar, matándolos, escupiendo en sus orígenes... Todo sea dicho, en estos años han aparecido algunas grandes historias y etapas en los cómics de superhéroes (algunas que han tocado los orígenes de forma inteligente y sin insultar), pero me da la sensación, sin haberlo leído todo, que el balance es más negativo que otra cosa en los últimos 10 años, no sé.
Ahora, parece que en Marvel han dicho que van a entrar en una nueva era, The Heroic Age, más luminosa y clásica: ya veremos (en DC no sé si preparan algo similar o no). En cualquier caso, no se trata de que los adultos dejemos de leer cómcis, sino de que uno de los géneros más universal del noveno arte no quede para el disfrute de los más jóvenes sólo en las películas, sino que vuelvan a leer cómics y nadie se preocupe más que porque lean muchos.

Un comentario.

  1. Jo, yo justamente tengo esa página del Siege #2 como wallpaper en mi laptop.

Posts // Comentarios

Últimos comentarios:

Top comentaristas:

Previously on...

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -