Posted by : Dani López 27 marzo 2009

En los últimos años, especialmente desde la aparición y triunfo (que aún perdura) de C.S.I., han surgido muchas series de esas que llamamos procedimentales. Sí, hubo más de ése estilo antes de la que nos cuenta las aventuras y desventuras de los forenses de Las Vegas (ejemplos: Misión imposible, Remington Steele, Se ha escrito un crimen, Colombo, Expediente X... ya sabéis de qué va y, casi, hasta El Equipo A o El Coche Fantásitco podrían meterse en el mismo saco), pero fue desde el éxito de ésa serie que empezaron a aparecer muchas otras como setas, todas ellas relacionadas con la resolución de casos semanales, y cada una de ellas centrada en un departamento del orden o tipo de investigador particular. Desde la propias derivaciones de C.S.I. que llevaron la acción a otras ciudades (CSI: Miami y CSI: New York, ambas muy inferiores a la original), pasando por el cambio de profesionales y lugares que propocionó NCIS, Sin Rastro, Caso Abierto, Mentes Criminales, Bones, The Closer o Crossing Jordan, la introducción de pequeños elementos nuevos (o personajes peculiares) de Numb3rs, Life, The Listener, Monk, New Amsterdam, Castle, Lie to me o El Mentalista, o el cambio de "sospechosos" de House (que igualmente entra en el grupo anterior) Fringe o Eleventh Hour, en cualquier caso, tenemos lo mismo, un caso semanal y pocos episodios en los que ocurre algo que hará que lamentemos habernos perdido el capítulo (pese a que varias tienen fuertes e interesantes subtramas que las surcan y las dotan de mucho más interés, cosa que era de esperar, ¿no?). Este hecho, que nos proporciona la oportunidad de ver un capítulo suelto sin estar perdidos, es el caldo de cultivo perfecto para el espectador casual. Sin embargo, es curioso: las series que menos historia tienen, suelen ser las que más audiencia tienen, pese a que a su espectador medio no le importe tanto perderse un episodio (salvando, claro, a House) ni tenga miedo a perderse en el episodio, ya que todo es explicado y reexplicado exclusivamente para el espectador cuanto haga falta. Ahora, después de ver de qué tipo de series hablamos, ¿quién creen que es el espectador perfecto para estas series? Así es: las madres... a las que les guste, claro. Mi mamá es una de ellas.

A mi madre le encantan este tipo de series para después de cenar, uno o dos capítulos, los que sean hasta que sea la hora de irse a dormir. Y, hablando de dormir, con estas series, incluso puede quedarse dormida unos minutos porque, en rara ocasión, se pierde algo o no hay alguien que le pueda explicar en una frase lo que ha pasado. Otra cosa que puede hacer mientras las "ve", es hace sudokus: una maravilla de series.
Actualmente sigue con pasión todas las CSI, Bones, El Mentalista y House (le encantan las tres últimas y, de las franquicia forense, la de Las Vegas). Además, ve Life y Mentes Criminales, Sin rastro o NCIS cuando se cruzan en su camino (o, casi, cualquiera de las que he citado).
Muchas de ellas las descubrió ella sola pero otras se las puse yo para ver qué tal y le han convencido. Bones, El Mentalista, House o Life se las descubrí yo y, ¿saben cuál es la que yo creo que disfruta menos? De Life, porque es la que más escenas de historia tiene. Sí, en House también, pero en ellas suele haber cosas "divertidas" o "Greg haciendo el cabrón", que también es divertido. Otras series que le puse a ver son: New Amsterdam que, le gustaba, pero fue cancelada inexplicablemente; Dexter, que no le gusta; Damages, de la que vio la 1ª temporada, pero no pregunta por la 2ª... Quiero decir que, no le gustan las comedias (a excepción de Boston Legal, pero creo que éso es porque las de abogados tampoco le importan nada de nada, como El Abogado), no le gustan los dramas con historia que va de uno a otro, lo único que quiere es sentarse tranquilamente en su sofá y ver algo ligero, algo que, por mucha sangre que tenga, no le haga pensar demasiado ni le toque la fibra. Igual que con las películas, quiere finales felices y, aquí, muere gente, pero suelen coger al malo (cuando no lo hacen, se cabrea, no crean). Y, podemos preguntarnos, ¿no ha llegado ya un punto en que ella o cualquiera de nosotros ve una de estas series y no le sorprende mucho lo que pasa? Supongo pero, también supongo, de éso se trata un poco, de movernos en un territorio familiar pese a las variaciones, vernos guiados siempre a través del procedimiento necesario para descubrir quién es "el malo" y llegar a creer que estamos allí y podemos averiguar quién es el asesino desde el principio. Sí, no siempre es el mayordomo, pero muchas veces, sólo con mirar a un personaje, sabemos que oculta algo o que tendrá algo que ver en la trama más adelante, es instintivo.

Ahora le estoy preparando Lie to me y Castle para cuando lleguen a España: sé que le van a encantar. Personalmente, también sigo varias de estas series, es cierto (Bones, House, CSI: Las Vegas, Life, El Mentalista... y Lie to me y Castle de las que ha aparecido hace poco [de la segunda ya os hablaré]), pero creo que no soy el espectador promedio de esas series, aunque tampoco el de Anatomía de Grey o Gossip Girl (ni son mis series favoritas ni soy ajeno a su nivel de calidad). Mis series preferidas son series como Dexter, The Wire, Battlestar Galactica, las buenas comedias... Y, sin embargo, también disfruto de ésas otras series por una razón muy clara: yo también necesito series de aquellas, quizás no tantas, pero sí algunas, series que puedes ver en la televisión de vez en cuando, bajarte de vez en cuando o ver en el sofá con tu familia, series que cuentan lo que tienen que contar con elipsis narrativas flagrantes pero necesarias, series con ritmo, muy bien producidas en general y, al fin y al cabo, entretenidas (quizás Life y House sean más que éso... no, estoy seguro). Y, claro, ¿de qué supone que va ésto de la TV? Pues de entretener y, aunque muchos vemos las series como un medio de arte más, un refugio de pequeñas joyas, no todo el mundo es así, no todo el mundo bucea en internet y se baja series al día, no todo el mundo adora la versión original: no somos como la mayoría, porque la mayoría de la gente que sienta en el prime time a ver la tv regularmente no somos nosotros, son las madres. Qué Dios las bendiga, ya que gracias a ellas las cadenas ganan el suficiente dinero como para arriesgarse con otras cosas (y con éso quiero decir, claro, que tampoco las madres son el público mayoritario de las cadenas por cable americanas, ¿a qué no?).

13 Comentarios.

  1. Fisher says:

    jajaja, a mi madre tambien le gustan los procedimentales, no le gusta eso de "tener que estar viendo episodio a episodio una historia larga" yo sin embargo no me he puesto con ninguno, sólo vi CSI doblada en telecinco alguna vez y House, que deje aparcada al principio de la 5 temporada.

    PD: vaya post te cuirras, macho sigue así que da gusto pasarse por aquí.

  2. Kratos says:

    Joder acabas de describir a mi madre xD!
    Muy bueno el post.

  3. Así son las madres. llegan a los 50 y ls entra el ansia procedimental.

  4. Kalimero says:

    A la mía también le encantan House, CSI, Bones y Sin Rastro xDDDD Todas las madres son iguales!!!

    Aunque en el tema cinéfilo seguro que no hay muchas madres como la mía: entre una peli de Richard Gere y una de Freddy coge la de Freddy sin dudarlo!!!

    Otra curiosidad: la serie favorita de mi padre es La Zona Oscura.

    Saludetes.

  5. Andrés says:

    Jaja, que bueno. La mia es igual, Bones, cualquier CSI, El Mentalista, Sin Rastro, House, Life. No falla.
    Eso sí, la pones una película y dice que ya la ha visto (aunque sea literalmente imposible, ya sabeis a que tipo de películas me refiero).

  6. Kratos says:

    Andrés, lo de las pelis tambien lo hace mi madre jaja

  7. MFAL says:

    A mi también me gustan: CSI Las Vegas, CSI Miami, CSI NY, Sin Rastro, Mentes Criminales y por supuesto House... eso quiere decir que ya puedo ser madre? ;)

  8. Jorge says:

    soy un publico tipo "madre" entonces xD, si te encuentro la razón, pero tampoco puedes bajarle la calidad que aunque no sea altisima como otras series no procedimentales, estas tienen su calidad, tienen eso que te hacen no cambiar de canal, lo cual es muy importante, aveces mucho lio en trama luego de un dia dificil aburre tambien

    Me gusta tu blog, primera vez que comento :P

  9. marguis says:

    Es curioso, pero a mi madre también le gustan este tipo de series, no es que no se pierda ningún capítulo pero tampoco les hace ascos al poner la tele, es por las menos complicaciones que supone ver una serie así... el capítulo ya te lo dice todo, no hace falta saber la vida de los protas... sobre todo le gusta Sin Rastro (sospecho que le gusta el prota madurito)... no soporta ni Perdidos ni nada que se le parezca ¡demasiado complicado!

  10. Vaya... ¡lo has clavao! Un post perfecto.

    A mí también me pasa. Creo que los miércoles aún no ha salido Damages (y antes Galactica), ya hemos visto 24 y es día de "a ver qué echan". Pongo la tele y, ¡coño! Bones, que nostamal. Otras veces, a boleo, aparece la rubia de Caso Abierto y sus vídeo-clips con musiquita.
    Si te duermes un rato, no problem. Además, el malo está localizado desde el principio...

    Saludos

  11. Dani says:

    Ya veo que se confirma que las madres han ido a una "academia de madres" :P
    Unas series nada exigentes y entretenidas y ya veo que lo corroboráis.

  12. Sunne says:

    odio los procedimentales!!! de verdad que no puedo con ellos, lo intenté con Fringe y a los 4 capítulos la abandoné

  13. Sunne says:

    por cierto se me olvidó decirte, mi padre ve Texas Rangers, Colombo, Bones, CSI, Dexter... ejeje. osea que si, tienes razón.

Posts // Comentarios

Últimos comentarios:

Top comentaristas:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -