Posted by : Dani López 18 diciembre 2010

Robert Canning escribe en IGN un texto en defensa de la serie amarilla. Puedes estar o no de acuerdo (no lo estoy y luego doy un par de ejemplos), pero es un texto interesante y con sus puntos. Daría ha tenido a bien traducirlo para que lo lea más gente:
Los Simpson todavía es un programa divertido. Y ya está. Así de simple. Todavía vale la pena verlo y ha valido la pena durante años. Y sí, estoy hablando sobre todos esos años después de la temporada 9. Te puedes encontrar con montones de episodios clásicos en la temporada 12, en la temporada 14, en la temporada 18 y en el resto. La verdad es que los clásicos aparecían con más frecuencia en las temporadas de un dígito, y hay episodios de esa época que nunca serán superados. Jamás. Y tal vez habrías sido más feliz si la serie hubiera acabado después de “Margie, ¿puedo acostarme con el peligro?”. Pero no lo hizo. 270 episodios más han venido después… y sigue sumando. Si todo lo que vas a hacer es comparar aquellos episodios con “Marge contra el monorrail” o con “El señor quitanieves”, te perderás una innumerable cantidad de momentos divertidos, frases para recordar e historias conmovedoras.

Simplemente no sintonices esperando ver el próximo “Sólo se muda dos veces” en cada ocasión. Eso no va a suceder. Disfruta el episodio por lo que es, no por lo que podría haber sido hace 15 años. No todos los episodios te van a dejar boquiabierto, pero más de unos cuantos se han acercado durante los años. Bastantes de éstos se han convertido en algunos de mis favoritos de todos los tiempos. “El alcalde y la mafia” de la temporada 10. “Estoy verde de rabia” de la temporada 13. “24 minutos” de la temporada 18. “The Squirt and the Whale” de la temporada 21. Todos estos episodios y más, se han añadido a mi creciente lista de favoritos. Puede que Los Simpson no sea tan constante como lo fue en su día, pero todavía hay razones más que suficientes para seguir viéndolos.

La serie ha cambiado un poco de tono durante los años. La primera temporada solía ser una comedia familiar pero de dibujos animados. Las siguientes temporadas mantenían los valores de la comedia familiar pero añadieron el tipo de disparate que la televisión no-animada simplemente no era capaz de conseguir. Las temporadas clásicas (vamos a decir desde la temporada 4 a la temporada 8 ) encontraron un equilibrio perfecto entre las dos cosas. Pero cuando la balanza se inclinó más hacia el lado del disparate alrededor de la temporada 10, la serie encontró a sus detractores y la gente empezó a decir que Los Simpson ya no eran buenos. Y yo estoy de acuerdo en que ver a Homer fracasar en algunos planes ridículos o en nuevos trabajos irreales una y otra vez, puede resultar tedioso. Pero un episodio malo de Los Simpson es todavía mejor y más divertido que las incontables comedias que van y vienen en un abrir y cerrar de ojos (Accidentally on Purpose, Brothers y Hank por nombrar algunas).

Durante cada historia aburrida de Lisa, puedes descubrir un trozo hilarante del Jardinero Willie, una frase impresionante de Ralph Wiggum o un corto espectacular de Rasca y Pica. Seguro que no cada episodio en su conjunto es mortal, pero todos vienen con los personajes que hemos adorado mientras crecíamos y todos tienen un momento para brillar. Vale la pena ver un episodio mediocre si sale el Profesor Frink o si Cletus hace una aparición. La regularidad de los grandes episodios puede haber disminuido un poco, pero casi cada episodio es todavía bueno por los momentos memorables.

Y honestamente, los episodios sistemáticamente buenos de Los Simpson están volviendo. La serie pareció alcanzar un renacimiento creativo cuando dio el salto a la alta definición en la temporada 20. El cambio nos trajo la gran (diferente-pero-igual) secuencia de presentación actualizada. Y los episodios que concluyeron esa temporada tenían una nueva energía acorde con el nuevo aspecto fresco. “La conquista del examen”, “Adiós, Maggie, adiós” y “Sensación de morir, Jo” fueron todos fantásticos y merecen verse repetidamente. La siguiente temporada mantuvo el nuevo ímpetu y nos dio grandes episodios como “Once Upon a Time in Springfield”, “Million Dollar Maybe” y un episodio del Actor Secundario Bob intelegente e hilarante, “The Bob Next Door”.

Esta temproada ya ha empezado con buen pie. Y al igual que cuando empezó la serie, Los Simpson es una vez más un tema de conversación en las máquinas de café, gracias a la secuencia de apertura creada por el artista y activista británico Banksy, y a Bill O’Reilly calificando a Los Simpson de “mentecatos” por mostrar un lema de Fox News que decía “No racista, pero número 1 entre los racistas”. Puede que la serie no sea tan afilida como lo era en su día, pero aún puede causar impacto. Y todavía nos entrega risas aseguradas.

Toma el mejor episodio de esta temporada, “Lisa Simpson, This Isn’t Your Life”. Después de 22 temporadas, no es sorprendente que el argumento básico resultara algo familiar: Lisa está preocupada por no poder aprovechar su potencial académico. Esto ya lo hemos visto antes en “La guerra secreta de Lisa Simpson”, “Lisa, la Simpson”, “Niña pequeña en gran liga” y en otras ocasiones. Pero “This Isn’t Your Life” coge esa historia familiar y añade nuevos ángulos, nuevas risas y nuevas formas de llegarnos al corazón.

La serie aún tiene mucho que dar; no importa cuántas veces se reutilice un argumento. Después de 22 temporadas, Los Simpson todavía vale mucho la pena.

Como digo, no comparto todo lo que dice pero, por ejemplo, una de sus frases me va a venir muy bien para demostrar que estoy de acuerdo y en desacuerdo a la vez: "Disfruta el episodio por lo que es, no por lo que podría haber sido hace 15 años". Correcto, ésa es la actitud con la que hay que ver la serie siempre pero, PERO, el problema es que yo la sigo viendo esperando disfrutar y no lo hago. Realmente algunos de los episodios este año no están mal, ya lo he dicho, pero "no están mal" lo digo con una actitud algo conformista.

Otra frase para comentar sería "Pero un episodio malo de Los Simpson es todavía mejor y más divertido que las incontables comedias que van y vienen en un abrir y cerrar de ojos (Accidentally on Purpose, Brothers y Hank por nombrar algunas)". Joder, si eso no es conformarse con poco o decir prácticamente nada... es como si dices que... bueno, ya sabéis.

Y por último, me detengo en "La regularidad de los grandes episodios puede haber disminuido un poco, pero casi cada episodio es todavía bueno por los momentos memorables". Claro que sí, episodios malos hasta hartarse tienen un momento bueno pero yo no creo que siempre merezca la pena aguantar (de cualquier serie) malos episodios por un único momento. Son como guindas sobre una mierda pinchada en un palo.

En cualquier caso, me alegro de que haya gente que siga disfrutando de la serie y, eso es cierto, después de tocar fondo, la media últimamente no está mal. No es que espere la gloria de hace 15 años, pero siempre le he exigido un alto nivel. Cuando dejé de hacerlo, si bien sigo igual, por lo menos me importan menos episodios pasables.

3 Comentarios.

  1. manganxet says:

    Yo no me cansaré de decirlo, Los Simpson deberían haber acabado hace 12 años, pero como no lo hicieron en ese momento pues por mí pueden continuar haciendo episodios. Los Simpson ya están condenados a tener una etapa espectacular con un humor atemporal y una etapa mediocre, y aunque se le ponga fin ahora eso no va a cambiar, así que por mí que sigan haciendo episodios, que serán mediocres en comparaciones a los "de toda la vida", pero no están tan mal.

    Y a mí las historias de Lisa no me parecen aburridas. Es más, casualmente mi episodio favorito es un episodio de Lisa ("Alrededor de Springfield", el de Jazzman)

  2. Pitillo says:

    Ya me leeré el post tranquilamente, porque sólo he entrado a decir que el episodio de navidad de este año de los Simpson es sin duda el peor espisodio de TODA la serie, vergonzoso... ni una mueca de sonrisa han conseguido sacarme, si ya estaban de capa caída con este capítulo están muertos...
    tienen una frase que estoy de acuerdo, a ver si traen 3 nuevos guionistas y despiden al resto, porque sin duda es el peor especial de navidad de todas las series de este año, me queda por ver el de South Park, que no se si lo han hecho.
    la 1ª historia es como un resumen pésimo del de padre de familia, la 2ª ya me dirás que tiene que ver con la navidad marge matano nazis, y lo de las marionets sólo se salva que Kate Perry está buena, pero hay muuucho mejores!
    Para mí un 0 al capítulo!

    Lo dicho no creo que resuciten...

  3. Dani says:

    manganxet: Yo digo que la serie debió terminar tras la temporada 12 y que, eso sí, hubiera molado una temporada 13 hecha a base de los episodios buenos de los siguientes 10 años... aunque no sería una muy larga :P

    Pitillo: no, desde luego, ha sido el peor especial de todos los que he visto y su único atractivo de primeras era lo de Perry y yo pensaba que iba a ser de marionetas los 20 minutos, que hubiera molado... pero fue como fue sí, a mí no me pareció de 0 pero porque me conformo con poco.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -