Posted by : Dani López 27 octubre 2010

En mi opinión, la base de las grandes historias detectivescas (de investigación, policíacas, de intrigas, etc.), la base sobre la que conseguir una buena, quiero decir, es que todo, en la cabeza de quien escribe, esté muy claro, todos los detalles en su sitio y todas las preguntas con respuesta. Después, depende del escritor que a la hora de presentar su historia al receptor aparezcan ante éste unas cosas u otras, se oculten unos detalles o respuestas. Así es como normalmente se construye un misterio. Otras veces, se nos presenta prácticamente todo lo que ocurre, pero no en orden o contado de forma pintoresca, etc. El caso es que, si supiéramos las respuestas a todas las preguntas y conociéramos todos los detalles de una historia a la perfección, tendría mucho menos interés el que nos la contaran.

En la televisión de hoy en día, hay muchas series de televisión que son detectivescas de un modo u otro: son lo que llamamos, procedimentales [1 y 2, para leer más sobre el género] generalizando y, quizá, metiendo cosas en sacos donde ocupan sitios que no les corresponden. En cualquier caso, este tipo de series (no tiene sentido insistir más en qué entra dentro del saco: todos sabéis a qué tipo de series me refiero) nos presentan misterios que el espectador no sabe cómo se van a desarrollar o explicar y, parte de la gracia de las mismas, es que no seamos capaces de adivinar o intuir cómo va a resolverse todo hasta el final. House hace trampas porque sus misterios médicos no los podemos resolver la mayoría de las personas, ya que carecemos de conocimientos médicos (que conste que ha habido capítulos en los que médicos han "diagnosticado el final"), pero ese mismo desconocimiento hace que muchas veces tampoco nos sorprenda o impacte el final, ya que carece de sentido para nosotros la mayor parte del proceso y nos son ajenos la mayor parte de los conocimientos que llevan a la resolución: "era [inserte aquí enfermedad que suene chunga y que tenga 2 ó 3 palabras]"... y nosotros, "pues vale, aunque yo pensaba que era cosa de no desayunar por las mañanas": no teníamos una alternativa a la resolución ni casi capacidad para especular. Por suerte, House tiene más que éso.


En la mayor parte de las series que tienen este componente detectivesco dentro de un ámbito policíaco, pese a que no seamos agentes, ni policía científica, forenses ni similares, en seguida saltamos al ruedo, ya que el adivinar quién es el asesino (y similares) es algo más universal, incluso algo que hemos jugado de jóvenes en cierto sentido, y aunque nos da mucho gustico razonar la resolución del misterio y que nuestra conclusión coincida con la que nos ofrece la serie, tampoco nos gusta acertar: preferimos que la serie nos sorprenda. Es decir: cuando la serie nos sorprende, es muy inteligente (o engañosa, o bien planteada, etc.), y cuando no nos sorprende, somos muy listos y ya hemos visto mucha tele. Al revés, normalmente, sólo suele salir refiriéndonos a la serie, porque nosotros tontos nunca somos :P. En cualquier caso, nos gusta que nos sorprendan. Y es normal: después de centenares de episodios de series de misterio que implican asesinatos, nos empezamos a sentir con una potente sensación de déjà vu cuando vemos un episodio, ya todo nos suena y hasta podemos adivinar el asesino cuando el episodio está por la mitad. Y éso nos da una cierta sensación de pérdida de tiempo porque, normalmente, si sabes quién es el asesino, ¿para qué ver el episodio?

Castle, la verdad sea dicha, empezó claramente intentando ser entretenida y con unos casos que iban desde lo ridículo, a lo poco original pasando por lo evidente. Pero, después de bastante episodios desarrollando las bases, los personajes, sus relaciones y sus pasados, esta temporada creo que se han decidido por, sin olvidar qué hace a la serie divertida y atrayente para sus seguidores, trabajar un poco más los casos y hacerlos más originales o, por lo menos, intentar sorprender un poco más. Haciendo honor a la verdad, en la anterior temporada ya hubo buenos ejemplos de cómo debían trabajarse los casos, pero este año, después de seis episodios considero que están manteniendo una media sobresaliente. Un buen ejemplo sería 3XK, el último episodio de la serie, un episodio intenso, con lazos con el pasado, con tensión, con impotencia, con buenos personajes, con giros y con sorpresas, y de éso se trata. Reseñaba alguien en TV.com el episodio comenzando con un "Okay, I'm not ashamed to say that they got me this week.". Es cierto que en el episodio hay un movimiento poco sutil en una dirección que chirría un poco, pero creo que fue un gran episodio y espero más así, que me sorprendan, que me engañen, a la vez que a los protagonistas.

5 Comentarios.

  1. MacGuffin says:

    Afortunadamente, los casos de Castle mejoraron mucho en la segunda temporada. Se hicieron más enrevesados, con algún giro de verdad más sorprendente o, al menos, que introduzca algún elemento simpático o divertido. Los primeros casos de CSI eran así. En Castle se ha notado que, justo en esa 2ª temporada, entraron dos guionistas de Medium, cuyos casos pueden ser muy enrevesados y dar muy mal rollo cuando quieren.

    Lo curioso es que los casos de Castle se han hecho más "difíciles" al mismo tiempo que lo de El mentalista eran más "fáciles".

  2. Me gustan bastante las típicas series procedimentales, era fan de CSI pero cuando te conoces los tics de los guionistas o marean demasiado al espectador con ciertas tramas secundarias acaban aburriendo.

    Pienso que además de intentar contar en cada capítulo un caso entretenido y que no sea evidente hace falta que los protagonistas sean carismáticos, por eso House y Bones triunfan.

  3. Dani says:

    MacGuffin: Al final no he comentado nada aquí porque no me ha salido, pero es muy llamativo lo que comentas de El Mentalista donde últimamente los casos están siendo bastante más "sencillos" que antes. Me sigue gustando, pero es muy cierto.

    Goku: no, por supuesto, es clave. Aunque los casos fueran superoriginales y sorprendentes, si los protagonistas no son carismáticos, se te va el esfuerzo a tomar viento.

  4. No veo Castle, pero esto que comentas también es aplicable a Bones, donde adivinar quién es el asesino es lo de menos y el fuste de los casos viene básicamente de si está basado en un evento "pop" reciente (veáse el capítulo basado en Jersey Shore de hace unas semanas) y en cómo de asqueroso pueden hacer el cádaver.

    Respecto a House, préguntale a cualquier médico, que te dirá lo frustrante que es que se salte sistematicamente todos los protocolos de diagnóstico XD

    1 saludo!

  5. Dani says:

    A mí una serie de casos, a no ser me sorprendan los mismos, me parece que pierden algo. Y éso aunque los casos sean lo menos importante, interesante o destacable de la serie: para éso no la hagas de casos y fuera. Si hay un misterio, necesito que tenga un poco de trabajo.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -