Posted by : Dani López 27 julio 2010

El episodio que se pudo ver el domingo en los USA de True Blood (y que nosotros descargamos y visionamos ayer, claro) demuestra algo y confirma algo.


Lo primero, I Got a Right to Sing the Blues demuestra es que nunca hay que pensar en que esta serie ha alcanzado en ningún momento su límite en cuanto a escenas que nos perturban, que nos hacen casi retirar la mirada o, directamente asquearnos. Tengo que reconocer que después de tantos años viendo por televisión muertos, autopsias y escenas de toda clase, ya no somos lo que éramos y es complicado sorprendernos y hacer que sintamos una genuina sensación de disgusto ante lo que vemos, pero siempre hay series que quieren ir más allá y provocar al espectador y hacerle que no se sienta cómodo. Una de ellas es True Blood, que siempre sabe cómo darle un giro a cada escena para que todo resulte más repulsivo y, sin embargo (en mi caso), esa repulsión está atada al morbo. Para que quede claro, a lo que refiero es a ese mismo instinto, a ésa sensación que hace que la sirena de una ambulancia nos impulse a buscar fatalidades con la mirada y a mirar ciertas cosas con las manos sobre la cara pero con los dedos separados. Y sí, siempre ha sido ése algo parte del atractivo de la serie, no creo que nadie lo niegue. Alguno dice que ahora se me quiere bajar del carro, que es demasiado, pero recordad que la serie nunca os ha engañado, siempre ha sido así. Yo, esta vez, le pondría una pega: el episodio ha tenido una cabeza arrancada de menos, pero bueno, nadie es perfecto.


Lo segundo, el capítulo confirma que esta temporada, dejando de lado todo lo anterior, es infinitamente más interesante que la anterior, más tensa, más retorcida y con un argumento que engancha mucho más. Tenemos varias tramas pero la mayoría tienen su interés y su aquel. Y, por cierto, quien me diga que no está animando a Eric por lo bajines, miente: todos queremos que consiga lo que quiere, pero creo que lo tiene difícil... tanto que me dolería perderle. Y a callar. Otra cosa que ha confirmado es que los guionistas han aprendido cómo se escribe un cliffhanger interesante que apele a la necesidad del espectador de seguir viendo la serie a toda cosa. Al fin y al cabo, para éso son.


La temporada se está poniendo muy interesante y tanto el episodio de esta semana como el de la anterior, Trouble, sin duda son muestras de lo que la serie puede llegar a entregar al espectador. Una vez más, no será una obra maestra ni nada parecido, pero si seguís viendo la serie a estas alturas ya os habíais dado cuenta. Eso sí, empiezo a dudar de que sea la mejor serie mala (algo que es mejor que la peor serie buena, para mí) y quizás ha empezado a ser algo distinto a "mala", un producto provocador que palpita en nuestras sienes como no lo hace el corazón de sus vampiros protagonistas.

9 Comentarios.

  1. Noa says:

    Si si, sigue siendo la mejor serie mala del mundo, ahora con dodis de gore cutre y repelucoso, que va consiguiendo que aparte la vista cada vez en más escenas.
    Está claro, ya no se cortan, lo aceptamos, seguimos el juego y es lo que hay. Cada visionado, cada capítulo es una fiesta en la que pedidmos más y más, y ellos lo saben ;)
    Y si, quiero que Eric parta la pana...

  2. Adri says:

    Uf, pues a mí este episodio me ha parecido bastante más aburrido. Ni siquiera tanto gore le añadía gracia al asunto.

    Probablemente sea porque me interesan más las tramas de ciertos secundarios porque me lo paso mejor con ellas y en este han estado más desaparecidos.

    Pero vamos, tampoco voy a negar que yo veo True Blood para reírme con sus WTF y este capítulo ha sido demasiado BLA como para no aburrirme a ratos :P

  3. Dani says:

    Noa: a ver qué ocurre con Eric, porque el rey éste me da cosica.

    Adri: no nos ponemos de acuerdo XD No, es cierto, este episodio ha sido algo más aburrido que el anterior, pero sí ha tenido grandes momentos como Tara y la maza, y más.
    Secundarios... mmmm... lo de Sam puede que empiece a tener algo de chicha. Lo de Jason bueno, como siempre, es de reírse de él y poco más. Jessica me está encantando... No sé, ¿qué más secundarios hay? Porque Eric, Tara, Bill, Sokie y demás, están un poco en la misma.

  4. A mí es que esta temporada me está encantando (mucho más que la segunda, y de lo que recuerdo, probablemente que la primera)... Pero también es verdad que prácticamente desde el principio sabíamos a lo que nos apuntábamos, que aquí nadie nos ha engañado y nos ha intentado vender lo que no era.

    Por cierto, llevo casi desde el principio diciendo que es una serie retorcida, pero desde la escenita de Bill y Lorena hace varias semanas, el decir que es retorcida tiene muchísima más gracia (y es hasta más acertado xD).

  5. No se si sumarme a lo que dice Noa sobre la mejor serie mala del mundo

    la verdad es que me quede atascado con la serie cuando se dedicaban a esnifar la sangre de vampiro y es que, aunque tenían una cabecera cojonuda, tenían también a Suki, que dan ganas de espabilarle con un par de sopapos

    así que no se qué hacer,¿me pongo al día con la segunda temporada y me reengancho a la tercera o entierro a la rubia telépata para siempre?

  6. Dani says:

    Mina: a mí también me está gustando mucho más que la anterior y que la primera (aunque, como dices, no ahora mismo es complicado compararlas). Sí, la escena del cuello de pollo es un punto y parte en el que lo desagradable se hace hilarante.

    Noeslomismo: Sookie, o Suki, da lo mismo porque no creo que Paquin haya hecho un trabajo peor en su vida (y, sin embargo, encaja con lo esperado), es lo que menos me gusta de la serie junto con Bill y la segunda temporada tiene también grandes momentos, muy buenos, como los relacionados con Eric y otro vampiro, o los momentos cómicos de Jason, pero esta temporada me está interesando más. Yo que tú la vería pero prepárate.

  7. Eva says:

    Estoy con Dani. Nunca me gustaron ni Bill ni Suki, las anteriores las vi gracias a Erik, que cada vez me gustaba más. Pero esta me está enganchando muchísimo, para mi la mejor!

  8. Dani says:

    Coincidimos sí. Erik, para mí, lo tiene todo y no sólo para las damas: mola, tiene fondo, tiene una historia que me interesa, tiene presencia... Bill es un piltrafilla, pero no quiero que muera ni nada, porque su presencia es fundamental para que los demás mejoren.

  9. Voy a extrañar esta serie, sobretodo Sookie que es mi personaje favorito.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -