Posted by : Dani López 06 junio 2008

[Hacía mucho que no me ponía con esta sección y hoy quiero recuperarla. Ah, y a los que no les guste la serie pues, como siempre, les dedico ésto... o que pasen del post :P.]
Hoy en vez de reseñar un único episodio, creo que es mejor que comente 3 episodios claves del final de la serie, siendo los dos últimos exactamente los dos últimos episodios de la serie que (por cierto que ya los comenté brevemente cuando se emitieron en Canal + y arrancaba este blog: 1 y 2), junto con el primero, configuran 3 episodios clave y, quizás, los mejores de la temporada junto con el ya comentado A la misma hora y en el mismo lugar y Conversaciones con gente muerta, que por ahora no reseñaré. Pero, además, son episodios en los que empieza y acaba un arco argumental que precipita el esperado final de la séptima temporada (y final hasta que empezaron la 8ª en cómic que, por cierto, llegará a España de mano de Norma en Junio en tomos de 136 páginas a 13 euros).

[El texto e imágenes están plagados de SPOILERS. Avisados quedan.]

Photobucket

Título: Chicas impuras
Título Original: Dirty Girls
Episodio 140: Temporada 7, Capítulo 18 (7ABB18)
Fecha de estreno en U.S.A.: 15 de Abril de 2003
Guión: Drew Goddard
Dirección: Michael Gershman

Aquí empieza la carrera hacia el final de la serie de televisión de Buffy, con un arco argumental que introduce a Caleb, la mano derecha de El Primero. Sí, ya se nos había presentado el villano principal, su afán de matar a todas las chicas que fueran potenciales cazadoras y cómo la casa de Buffy se convierte en refugio y escuela para todas ellas, así como la introducción de un nuevo personaje del lado de los buenos que tiene un conflicto con Spike (porque éste mató a su madre), pero es aquí cuando empieza la cuesta abajo. Sí, hay un par de episodios algo más tranquilos en cuanto a la acción (los dos que no reseño), pero también tienen importancia argumental y emocional.

Photobucket

Me encanta este episodio principalmente por Caleb (Nathan Fillion, que después protagonizó Firefly, que últimamente ha salido en Mujeres deseperadas pero que ha trabajo mucho y bien). Primero porque se presenta, en la primera escena (en la que apuñala, quema y tira de un coche a una candidata a cazadora), como alguien completamente convencido de lo que hace, decidido, directo, que dice la verdad, que no le teme a nada y que, a su modo, con un humor negro que muchas veces no pretende sino ser algo de ironía, es "gracioso". Por ejemplo, el hecho de que vaya vestido aún de cura es una buena muestra (no hay que olvidar los orígenes). Cuando habla con "su jefe" lo hace apasionado, convencido y leal y, cuando entra en batalla, es implacable, poderoso y un verdadero cabrón (le parte un brazo a Rona, mata a Diane y Molly, vence a Spike, Faith y Buffy y, en un momento simbólico y duro, deja tuerto a Xander). Genial. Una pena que sólo salga en estos últimos episodios.

Photobucket

Lo segundo que me gusta es la vuelta de Faith, después de salir de la cárcel en un episodio de Angel, que es un contrapunto perfecto a la mayoría de los demás personajes pero, en el fondo, siempre quiso ser como Buffy. Además, tiene una conversación picantona y muy divertida con Spike.
Después está el discurso de Xander defendiendo a Buffy ante las candidatas, que dudan de que le importen sus vidas (si hubiera sabido el lío en el que se metían...). Una maravilla.
Y, por último, está la pelea final de la que ya he comentado varias cosas y consecuencias, que es muy dura y cruda, llena de impotencia y de suficiencia por parte del malo, que arrebata la esperanza de los corazones de nuestros héroes haciendo que, después, Buffy decida dejar la casa por haber metido en una trampa así a los demás.

El resto es perfecto y tiene el ritmo y el tono adecuados (el tono, de todos modos, en esta serie es muy variable, así como el ánimo, incluso dentro de un episodio, y en estos últimos episodios es muy evidente debido a los contrastes entre personajes), así que es, sin duda, un gran y oscuro episodio que deja con muchas ganas de más.

Photobucket

Título: El fin de los tiempos
Título Original: End of Days
Episodio 143: Temporada 7, Capítulo 21 (7ABB21)
Fecha de estreno en U.S.A.: 13 de Mayo de 2003
Guión: Jane Espenson y Douglas Petrie
Dirección: Marita Grabiak

Este episodio es como la primera parte de la season finale y continúa directamente del anterior que no he reseñado aquí porque lo único bueno que tiene es la parte del final que, casi, debería ser parte de éste que os comento ahora.

Buffy se enfrenta sola a Caleb y consigue escapar con el hacha que está clavada en la piedra (porque El Primero, en un movimiento que, para mí, sólo se entiende en el próximo episodio, le dice a Caleb que la deje escapar... aunque, en cualquier caso, peca de imprudente). Por otro lado, Faith, que ante la ausencia de Buffy se había erigido como líder y había llevado a algunas candidatas a otra trampa (con una bomba que explota y mata a otras tantas candidatas), está inconsciente y no puede ayudar a las supervivientes, que se ven atrapadas por un grupo de vampiros... hasta que, una proverbial Buffy aparece con su nuevo arma y salva el día.

Photobucket

Después del rápido inicio el episodio se para en la casa, llena de heridos y ocurren varias cosas importantes: mientras Giles y Willow investigan sobre el origen del arma, Buffy habla con Faith sobre su relación (y terminan no precisamente autocompadeciéndose) y, además, habla con Spike después de la noche que habían pasado juntos mientras ella se aclaraba las ideas y se confiesan lo mucho que les gustó simplemente estar unidos.
Además, Buffy le pide a Xander que haga algo que a éste no le gusta ("me estás poniendo a pastar"): drogar a Dawn y alejarse con ella de Sunnydale para que no les pase nada. Lo malo es que, cuando despierta y lee la carta de Buffy que le da Xander, Dawn le pega un meneo con un taser y le deja inconsciente para conducir de vuelta a casa. Siempre que sale Xander todas las escenas son mejores, pero siempre suele cobrar de un modo u otro.

Photobucket

Al final, descubren de dónde viene el arma y Buffy va a una tumba pagana donde habla con una antigua cazadora que le explica varias cosas (entre ellas que las cazadoras también vigilaban a los vigilantes... qué Watchmen ha quedado...) hasta que, Caleb (que se ha fusionado con El Primero para aumentar sus poderes) aparece y le parte el cuello a la guardiana. Desternillante. Entonces empieza otra genial pelea en la que Buffy pierde y, cuando va a morir, aparece (con musiquilla de héroe y todo) Angel y le pega un buen puñetazo al malo. Pero, claro, Buffy no quiere que se meta, quiere terminar ella misma... y lo hace, dándole un buen corte al malo. Después, ambos se saludan a su modo: es decir, se morrean ("deberías decirme que te alegras de verme"). Cómo no, Spike estaba guardándole las espaldas a la chica, así que lo ve todo junto con El Primero que, con la forma de Buffy, termina el episodio de forma genial: "Será zorra" (en inglés mola más: "That bitch").

Photobucket

Título: La elegida
Título Original: Chosen
Episodio 144: Temporada 7, Capítulo 22 (7ABB22)
Fecha de estreno en U.S.A.: 20 de Mayo de 2003
Guión: Joss Whedon
Dirección: Joss Whedon

Y éste es el episodio final. Primero decir que es un acierto que lo haya escrito el creador de la serie, y no sólo porque sea un gran guionista, sino porque es lo que toca. Así, todo el capítulo está lleno de guiños, de momentos que suenan a final, de amor a la serie y de instantes de grandeza.

Photobucket

Bien, el episodio empieza donde lo dejó el anterior, cuando Buffy había matado a Caleb y estaba con Angel... pero no estaba muerto, estaba de parranda, así que se levanta, deja K.O. a Angel y pelea con Buffy que, al final, en un momento genial, le parte por la mitad (en vertical). Después Angel y ella hablan, discuten sobre ellos, sobre Spike, y al final él se va para preparar la retaguardia por si acaso, dejándola un medallón que, dicen ha de usar un campeón que sea más que humano.

Ya en casa, nada más entrar se encuentra con Dawn, que le da una patada en la espinilla (en plan, "¿de qué vas?"), mientras Xander se lamenta de su mala leche. Después del momento cómico, tiene una conversación con Spike que se echa el farol de que no quiere pasar esa noche con ella, por lo que se va... pero él la detiene, y le dice que se quede. Y, en medio de la noche, se levanta y tiene una conversación con El Primero, que se le aparece como Caleb y luego como ella misma, una gran conversación que termina cuando Spike se despierta y le pregunta si ocurre algo y ella contesta una frase memorable: "No... sí. He comprendido una cosa, algo que no me había pasado nunca: Vamos a ganar". Genial

Photobucket

Entonces, a la mañana siguiente Buffy explica a todos su plan (que desconocemos por ahora) y comienza el típico momento entreguerras, el momento de calma genuino que precede a la tempestad, unos minutos que nos dejan muchos momentos tiernos y graciosos como Adrex, Giles, Xander y una de las chicas (no me acuerdo de cómo se llama) jugando al rol o Buffy dándole en medallón a Spike. Después de esto, empieza la preparación en el instituto donde todos se dividen en grupos y, al final, se quedan los cuatro personajes principales solos hablando de qué van a hacer al día siguiente en un guiño a lo que pasaba en uno de los primeros episodios y a quiénes han estado ahí desde el principio.

Después, empieza la batalla, una batalla contra cienes y cienes de bichos malos (que no se matan con piedra ni palo, tralarará, tralarará...) pero con la ayuda del hechizo de Willow que, usando la esencia del arma de la cazadora despierta el poder de todas las mujeres del mundo que son potenciales cazadoras. Al final, después de muchas dificultades (y la muerte de Anya que es la peor muerte de todos estos episodios porque se echa de menos un poco más de emoción y drama), el amuleto empieza a brillar en el pecho de Spike y a matar a todos los vampiros, incluido él que, después de un momento de despedida con una Buffy de ojos llorosos (Te quiero, dice ella al final. Y él responde: No es verdad, pero gracias por decirlo.), se queda a ver cómo termina todo. No sé si lo sabéis pero, después, en la 5ª temporada de Angel, vuelve como un fantasma desde el amuleto y termina siendo uno de los personajes principales de una apresurada temporada final.

Photobucket

Al final todos terminan huyendo en un autobús mientras el pueblo de hunde en la miseria y, heridos, paran en medio de la carretera para ver cómo ha quedado todo, haciendo recuento de bajas y dejando un final completamente abierto a falta de una respuesta de Buffy a su hermanita: Sí, Buffy, ¿qué vamos a hacer ahora?

Para (mucha) más información, como siempre, en la Wikipedia: 1, 2 y 3.

Próximo episodio:
El regalo

En la recámara:
Otra vez normal
El deseo
Pasión

Episodios anteriores:
Intro

Una vez más, con sentimiento
A la misma hora y en el mismo lugar
Silencio

3 Comentarios.

  1. Cuando Spike se depierta, interrumpiendo la conversación entre Buffy y el Primero... Está teniendo una pesadilla y dice algo memorable: Me ahogo en un mar de zapatos...

    Es tan surrealista y cómico que se me ha quedado grabado

  2. Dani says:

    Sí, se me había olvidado comentarlo: es genial... y muy surrealista.

  3. La verdad es que el personaje de Spike, que parecía condenado a ser un villano más, se convirtió en uno de los mejores de la saga...

    La otra frase memorable de ese capítulo la dice Ángel cuando se entera de que Spike tiene alma: bueno, yo fui el primero, antes de que se pusiera de moda.

Posts // Comentarios

Últimos comentarios:

Top comentaristas:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -