Posted by : Unknown 07 abril 2008

Al igual que la máquina para hacer desayunos de Peter Griffin, esta máquina mezcla las construcciones de efecto mariposa, las máquinas más bizarras (en el sentido sajón y castellano: os lo recuerdo, no es lo mismo) y la comida, pero en este caso, tenemos hamburguesas en vez de desayunos y, además, el final del efecto es algo más satisfactorio que el caso de la serie de animación. Por cierto, que esas máquinas tan atractivas y maravillosas se llaman máquinas de Rube Goldberg (cualquier aparato excesivamente complejo que realiza una tarea muy simple de una manera muy indirecta y retorcida) y son de lo más populares al otro lado del charco, teniendo incluso un concurso nacional propio (de dónde salió la máquina que nos ocupa).

Pues sí, 17 miembros Universidad de Purdue ganaron ese concurso (cuyos criterios de evlauación son: creatividad, ineficacia y complejidad) en la edición en la que, el reto, era una máquina que hiciera una hamburguesa (con, como mínimo, una hamburguesa precocinada, dos vegetales y dos condimentos), y ellos lo hicieron con una máquina que necesita 156 pasos para conseguir hacerla... bufff, ni el más torpe.


Vía: NPC

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -