Posted by : Dani López 11 febrero 2008

Para mí fue uno de los últimos grandes juegos de la Super Nintendo (junto con, por ejemplo, el Kirby Super Star o Kirby's Fun Pak, Street Fighter Alpha 2, Star Ocean...), aunque cuando apareció, aún quedaban un par de años de la consola.

Peleando con el Donkey Kong Country 2 en su momento y, para mí, superándolo, la continuación de uno de los mejores juegos de plataformas de la historia (Super Mario World), introduce varias novedades con respecto a la mayoría de juegos del fontanero comesetas, además de ser el primero que usa el chip Super FX (en su segunda versión), y no para hacer los típicos polígonos que habíamos visto hasta entonces, precisamente. Vamos a echarle un ojo.

Seguir leyendo...


Super Mario World 2: Yoshi´s Island - 1995

En 1995 apareció en el mundo esta pequeña joya para la Super Nintendo, un cartucho de 16 megas, un nuevo juego de Mario después de 4 años, aunque, tampoco nos precipitemos, porque pese a que Mario aparezca en el título, puede que éste sea "el menos Mario de todos los Marios".

Para empezar, Mario ni siquiera es el protagonista del juego, lo es Yoshi o, más bien, la raza en sí, porque durante el juego manejamos a varios Yoshis de diferentes colores, todos del mismo lugar (la isla del título), y con el mismo objetivo: llevar al pobre bebé Mario a su destino. Para resumir la historia, mejor que hable el juego que, por cierto, es una precuela del Super Mario Bros.:


Gráficos
Desde luego es lo que más llama la atención en un principio. Miyamoto no quería hacer caso a las modas y a los directivos de Nintendo y usar gráficos 3-D pre-renderizados, como los que habíamos visto en la saga DKC, saga para la cual, el maestro no tenía muy buenas palabras (y con razón muchas veces). Así que, optó por usar el chip FX en su segunda encarnación y aprovechar todo su potencial para darle al juego un aspecto clásico, con tonos pastel y coloridos, toques infantiles, transformaciones geniales ("Morphmation", las llamaban en los anuncios americanos, parece ser) usando escalado de sprites, brillos, transparencias, enemigos gigantes, animaciones maravillosas, grandes fondos, efectos poligonales... decenas de cosas que hacen que el juego, aún hoy, luzca precioso, ágil y atractivo. Desde luego, Miyamoto probó que su punto de vista era el acertado.

Sonido
Poco que decir, y nada malo: melodías y efectos clásicos de la saga que se elevaban a altas cotas de calidad, sobre todo en lo que se refiere a las músicas, que acompañan perfectamente al jugador.

Jugabilidad, diversión y duración
Esta vez, como he dicho, manejamos siempre a un Yoshi, quien tiene la capacidad de engullir a muchos de los enemigos, tragarlos y convertirlos en huevos que, además, se van acumulando detrás de nosotros (hasta 6), y que podemos lanzarlos contra enemigos o para conseguir ciertos ítems.
Otra característica especial del juego es que, cuando Yoshi es golpeado, lo que ocurre es que el bebé Mario comienza a flotar en una burbuja y una cuenta atrás de 10 (ampliable) comienza para que golpeemos la burbuja y volvamos a tener al niño a nuestros lomos. Si no lo conseguimos, perderemos una vida (por cierto: curioso vídeo en el que, por un error del juego, te puedes comer al bebé y convertirlo en un huevo....).
Contando todos los niveles ocultos y especiales, tenemos un total de 61 fases para completar (en 6 mundos diferentes con 6 temas/motivos diferentes: hierba, montaña, jungla, mezcla de temas en el 4º, nieve y cuevas.), aunque sólo 48 de ellas están disponibles de forma normal. Para acceder a los secretos lo que tenemos que hacer es conseguir 100 puntos al terminar cada fase, lo cual es posible si recolectamos todas las monedas rojas, estrellas y flores del nivel (cosa que no es muy sencilla en ciertos niveles). En cualquier caso, los niveles son extensos (algunos un poco liosos, únicamente), bien diseñados, variados... divertidos, que es de lo que se trata, y diversión durante mucho tiempo.

Conclusión
En definitiva, para mi gusto, y sin despreciar a otros clásicos, es el mejor plataformas de la SNES, por su diversión, variedad, calidad y su valentía para arriesgarse con un tipo de juego cuando lo que estaba de moda era otra cosa que, personalmente, nunca he llegado a disfrutar del todo, aunque admita sus virtudes, cómo no. Totalmente rejugable y disfrutable hoy en día, no dejéis de echarle un ojo a este juego aunque sea vía emulador.

5 Comentarios.

  1. Jimmy says:

    A mi nunca me acabó de convencer este juego. Super Mario World me gustó tanto y jugué tantas veces que cuando probé éste, notaba como que era un juego que me aburría incluso antes de haberlo jugado.
    Jugué hace unos meses a la versión de DS, la cual me enganchó al principio, pero luego, cuando se fueron complicando las cosas con los cambios de personajes, me aburrió ya que ralentizaba la acción.

  2. Dani says:

    Super Mario World es genial.
    A mí éste me encanta también, pero es diferente. En un principio le dijeron a Miya que querían un Mario más Donkey para vender más. No sé cuánto de esa idea hay dentro, pero creo que no demasiado, porque a mí los Donkey me aburren más y antes que éste. Pero bueno, para gustos los colores. En DS es un buen sitio para recuperarlo.

  3. Jarkendia says:

    Tal vez, mi plataformas 2D favorito. Muy grande. En mi caso lo tengo en Gba, y el segundo de la DS.

    Que caña lo del glitch, xDDD

    PD: "conseguir diertos ítems" ;)

  4. Filin says:

    ¿No habrá sido impulsado este análisis por cierto Yoshi que aparecío en cierto top el domingo pasado? ^^

    En serio, la rapidez y agilidad de los movimientos del dinosaurio en esta entrega es la leche, nunca un plataformas ha ido tan rápido. Y un apunte, aunque la version de GBA le pone voz al bicho verde, la mejor versión con diferencia es la de Super. Sin ninguna duda.

  5. Dani says:

    Mira, dos a los que les gusta: me alegro. La verdad es que sí, los movimientos son muy rápidos y ágiles y eso siempre me pareció muy refrescante y agradecido, aunque a veces se te va la olla.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -