Posted by : Dani López 04 diciembre 2007

Después de haber jugado unas 50 horas (y no haberme pasado el juego, porque a mí me encanta explorar y hacer retos alternativos) creo que me veo con el poder para hacer una breve reseña del juego que resumiré, para empezar, en una palabra: grande. Este juego es grande. Me explico y analizo el juego en varios puntos.

- Los escenarios son inmensos. Pero, esta vez, el mapamundi se recorre a escala real, no como en en el FFVII o FFVIII, por ejemplo, por lo que ir de un lado a otro andando es una aventura que no recomiendo a no ser que sea por necesidad, exploración o ganar experiencia. Menos mal que, para que no vayamos andando de un sitio a otro (y el juego acabe durando varios centenares de horas), tenemos varios sistemas de viaje, como las líneas aéreas, los cristales de teletransporte o, por supuesto, los clásicos chocobos. Además, todos los escenarios son grandes, son bonitos, detallados y variados (excepto las mazmorras y minas, que son algo más monótonas entre sí): las ciudades, los desiertos, los bosques, los prados... hasta las tiendas, tabernas, palacios... Todos son grandes y, debido al sistema de cámara, los podremos disfrutar en todo su esplendor. Lo único malo es que, debido a las grandes cantidades de personas que hay (muchas de ellas sólo pasan por allí, otras nos dan información, otras nos proponen retos...), en ocasiones aparecen de forma lenta o inesperada, aunque es extraño que no es popping como tal, simplemente que aparecen más tarde, y no es demasiado molesto.

- La historia está muy bien y todo eso (no me malinterpretéis, está de lo más curiosa y, como siempre, tiene algunos giros muy interesantes, pero no atrapa tanto como en el FFVII o el FFVIII, por ejemplo), pero el punto fuerte de este juego son sus retos adicionales, sus secretos, el poder explorar prácticamente todo en cualquier momento (aunque las posibilidades se abren cuanto más avanzas), las cazas de escorias, el encontrar botines extraños para recibir gangas, el ver de dónde a donde va esa cueva... Realmente, el conjunto de historias y actividades paralelas a la historia principal, es de lo más atractiva, variada y extensa.

- Con respecto al FFX, este juego es más tridimensional, menos lineal y más largo, pero aquel tenía cosas que éste no tiene, sobre todo en el tema de las batallas. Vamos a ver, a mí el sistema del FFXII, en el que vas caminando y cuando ves a un enemigo (otra gran variedad, la de enemigos, fauna que uno no tiene porqué atacar, y gente que caza, viaja o pasa por cualquier lugar en el que estás peleando), puedes ir a por él o no y, cuando vas, se inicia un sistema de batalla que te permite moverte a placer, pero ejecutar acciones cuando la barra llega al final (como en todos los anteriores). Bien, en este sistema, el tema de las invocaciones no me gusta nada, así como el tener que entrar en el menú para cambiar de personajes y, muchas veces, no poder hacerlo (cosa que sí se podía hacer en el FFX). Pero claro, hay cosas que sí me han gustado, y es el que tú sólo manejes a un personaje, el resto funcionen solos y que puedas programar las acciones a realizar con el sistema de gambits (también de tu propio personaje... a veces ni tienes que tocar el mando para ganar si has hecho una buena estrategia, otras hay que ponerse muy duro). Otra cosa nueva interesante que me ha gustado, son las sublimaciones, aunque me parece que no están muy bien aprovechadas (yo no las uso mucho y tampoco son tan efectivas en relación a todo lo que gastan). De todos modos, las peleas son entretenidas, dinámicas y evitables.

- Además, otra cosa que cambia es la forma de conseguir habilidades, magias, técnicas... (ha cambiado en todos los juegos de la saga últimamente, por lo que cada uno es un reto). En este caso, tenemos un tablero dividido en casillas que "compramos" con la experiencia obtenida en las batallas. En este caso, da la sensación de que es bastante fácil el completar el table hasta con los personajes que no usas, pero claro, completarlo no vale de nada si no compras las magias, las armas, las técnicas... Cosa que no siempre podrás hacer porque, ahora, las peleas no te dan dinero, sólo botines que luego puedes vender. Así, creo que el dinero es ahora menos sencillo de conseguir y te hace pensar bien en qué gastarlo.

- La variedad de armas (espadas, espadas de dos manos, espadas ninja, espadas samurai, arcos, ballestas, pistolas, escopetas, varas, palos, hachas, martillos...), armaduras, cascos/sombreros, accesorios, objetos, magias (clasificadas en blanca, negra, espaciotemporal, esotérica...), técnicas... hace que siempre te quede algo por ver y que comprar o descubrir, lo cual ayuda más a alargar el juego.

- El apartado técnico es sublime: los gráficos y el sonido son muy buenos, uno de los techos de la PlayStation 2, y todo es grande, bonito, detallado... Los ambientes, las músicas, los efectos, las voces (una pena que no estén en castellano, pero están muy bien y yo ya estoy acostumbrado a los subtítulos, :P)... La verdad es que se le pueden poner pocos peros en este aspecto.

En definitiva, me encanta este juego pese a sus pequeños defectos (y eso que el defecto más grande del juego según todo el mundo aún no lo he visto porque no he llegado al final del juego...), y me parece una joya que hay que seguir jugando y que mantiene más viva a la PlayStation 2 aún (ya hay muchos juegos imprescindibles para esta consola). Disfrutadlo si os gustan los RPG y, si sois fans de la saga, apreciad las diferencias, amadlas y viajad por todo el mundo que os ofrece.

6 Comentarios.

  1. Jarkendia says:

    Lo jugué unas 10 horas en versión yanki y me dejó muy buen sabor de boca. A ver cuando lo empiezo en versión paleta, que fue comprarlo y guardarlo en la estantería xd.

  2. Dani says:

    ¿A la yanki? Mmm, curioso. Pues es un gran juego. Diferente a los demás, muy grande, bonito y largo. Quizás lo peor de todo es que, acostumbrado a las historias de juegos anteriores, esta engancha menos (que no es que sea peor).

    Juégalo.

  3. Jarkendia says:

    Sip, a la yankie. Tiene fácil explicación: por aquel entonces me dejaron unos dos meses la consola chipeada (la mía está sin chipear) y aproveché para jugar a unos cuantos NTSC. Unos meses después salió la versión paleta, y pasados unos meses me lo pillé baratito.

    En cuanto a jugarlo, mucho me da que no lo empezaré en serio hasta dentro de mucho, mucho tiempo.

  4. A ver, el juego me gusta bastante, pero no es como los demas, como el VI (el mejor), el VII, el VIII, etc...
    A mi me recuerda mucho a Star Wars (se parecen en muuuuuuuchos aspectos, argumentales, de personajes, visuales, etc xD).
    Pero los aspectos negativos son que la historia no es tan profunda por ejemplo y lo peor son los personajes, es que llega un momento en las que siquiera hablan, tan solo Ashe y Balther casi, y claro eso hace que sea dificil encariñarse con los personajes. Basch por ejemplo tenia buena pinta, pero joder, es que no habla nada, de echo por momentos es facil olvidarse de que existe (y con los demas igual). Vaya, que solo me gustan Ashe y Balthier u.u.
    Esa es mi opinion xD.

    Namarie.

  5. Dani says:

    Mis preferidos son el VI y el VII, así que te puedes imaginar que he sentido lo mismo que tú, claro. Ya digo en el post que la historia es más floja que en las demás entregas incluso, creo que pasa a un plano secundario a veces. Y, sobre los personajes, creo que tienes mucha razón, a penas sabemos cosas de cómo son y nos podemos meter en sus pantalones. Por eso aprecio tanto su faceta de retos alternativos y la variedad, tamaño y número de escenarios, enemigos, historias paralelas, etc.

    Un saludo.

  6. Jarkendia says:

    Inconfundible ese Namarie... :P

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -