Posted by : Dani López 22 enero 2007

Más ciencia y más Futurama. Después de la botella de Klein sigo con más curiosidades físicas/matemáticas que aparecen en la serie y que me han llamado la atención poderosamente. Esta vez, aprovechando la emisión del capítulo Un clon propio en la televisión, me quiero acercar a un fenómeno físico que me desconcierta profundamente debido a sus paradojas, el gato de Schrödinger.

En la serie tenemos que dicho experimento aparece de forma anecdótica, como parte del nombre del club que diseña el profesor Farnsworth en su juventud, el "Schrödinger's Kit Kat Club", que podría traducirse como "Club de Gatitas de Schrödinger". El experimento del gato de Schrödinger es un experimento mental aparentemente paradójico, diseñado por Erwin Schrödinger para exponer uno de los aspectos más extraños, a priori, de la mecánica cuántica.

Resulta que el experimento funciona, más o menos así: partiendo de un sistema formado por una caja cerrada y opaca con un gato, una botella de gas venenoso, una partícula radiactiva con un 50% de probabilidades de desintegrarse y un dispositivo tal que, si la partícula se desintegra, se rompe la botella y el gato muere, todo ello dentro y bien cerradito. Según parece, todas estas cosas (¿a quién se le ocurriría meter todo eso en una caja?) forman un sistema dependiente del estado final de un único átomo, que actúa según la mecánica cuántica, por lo que todo actúa según la misma, incluido el gato.
Y aquí viene la paradoja: aplicando la interpretación de Copenhague, mientras no abramos la caja, tenemos al gato en un estado tal que, está vivo y muerto a la vez. Cuando abramos la caja, el sólo hecho de observar al gato modifica el estado del gato, haciendo que cambie de estado a estar solamente vivo, o solamente muerto, en vez de vivo y muerto a la vez, debido a una propiedad física propia de la física cuántica (superposición cuántica) que, como hemos dicho antes, rige todo el sistema.

Qué surrealista es la ciencia y qué de momentos tiene Futurama escondidos como éste. Momentos que, como ya sabéis, podéis repasar en la gran web que es Bender Bending Rodriguez´s Page, una gran fuente de curiosidades y de dónde he sacado la mayor parte de lo que aquí veis escrito.

6 Comentarios.

  1. Anónimo says:

    habia oido hablar ya de la interpretación de Copenhague en el muy recomendable libro Historia del Tiempo de Stphen Hawking.

    Por cierto existen tres versiones de este interesantisimo libro la Historia (a secas) la breve y la brevisima. Estas dos últimas mucho mas recomendadass para no iniciados en el tema.

  2. Dani says:

    Gracias por la recomendación. La verdad es que yo ya me había interesado por el libro, concretamente por la versión breve, que no soy un experto.

  3. Pero... pero... qué es esto?? Me voy un par de días y ya estáis haciendo experimentos con animales y sustancias tóxicas?? Quién te ha dejado el biberón radiactivo ése?? (voy a tener que hablar con ese Homer amigo tuyo... hmmm ¬¬).

    Además, cómo se nota que el amigo Copenhague no ha tenido gatos... no se puede tener a un gato en un estado vivo y muerto a la vez si, aparte de desollarte los brazos a zarpazos para meterle en la caja (buena razón para probar la teoría y cargarte al puñetero, dicho sea de paso), está maullando desesperado porque está oscuro, y dando topetazos para volcar la caja y salir de ahí.

    Si es que no se os puede dejar solos.

  4. forfy says:

    Y aquí hemos tenido la intervención de Saricchiellen con su nueva teoría de los gatos en celo.

    (Cojonuda página la de Bender Bending Rodriguez!)

  5. Dani says:

    Sí, un experimento raro, no nos puedes dejar solos. Pero que sepas que Copenhague no es un tío, sino el nombre que se le da a una interpretación de la mecánica cuántica atribuida principalmente a Born, Heisemberg, Bohr y otros. Se conoce así debido al nombre de la ciudad en la que residía Bohr.
    Que lo sepas.

    Sí, la página es cojonuda. Una de mis preferidas.

  6. Hamman says:

    Si saricchiella quiere un amigo que se llame Copenhague se lo permitimos...a ver si te comes un objection Dani. Respecto al experimento, me parece muy interesante a la par que de tema mas filosofico que cientifico si cabe...Lo del gato, pues supongo que la caja se asumirá como opaca, insonorizada y aislada de materia y energia del exterior, asi que lo de verle u oirle maullar no se contempla

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -