Posted by : Dani López 02 septiembre 2011

- Phineas and Ferb the Movie: Across the 2nd Dimension - 2011 - 4,5/5:
Director: Dan Povenmire y Robert F. Hughes.
Guión: Dan Povenmire, Jeff "Swampy" Marsh y Jon Colton Barry.

En un mundo cinematográfico que hoy en día busca la seguridad de los nombres familiares como punto de apoyo para conseguir que sus películas lleguen a buen puerto, las adaptaciones de material como los cómics, los videojuegos o las series de televisión son más que habituales. Pero lo cierto es que las series animadas tienen una larga tradición de adaptaciones a formatos más extensos, no sólo en la gran pantalla, sino en productos "directos a DVD" o, incluso, directos a la televisión (una tradición que Disney lleva manteniendo muchos años). En un caso u otro, es complicado hacer una adaptación buena, que se mantenga fiel al espíritu, que no sea sólo un episodio alargado o que pierda por completo la esencia del material original. La lista de adaptaciones es, vaya, MUY larga, pero encuentro que la película que nos ocupa (una de esas "Disney Channel Original Movies") es, si no la mejor, una de las mejores muestras de cómo hacer esta labor de forma ejemplar. Bien es cierto que la película, en ese caso, cuenta con una ventaja, y es que el material original es TAN bueno, que sólo hay que ser inteligente (y la gente que trabaja en la serie lo es) para hacer algo medianamente bueno. Eso sí, conseguir sacar una película de 78 minutos de una serie cuyos episodios de 20 minutos están separados habitualmente en 2 segmentos de 10 minutos, no traicionar la esencia de la obra original y hacer una gran película, parece una labor más compleja. Por suerte, en mi opinión estamos tratando con algunos de los mejores talentos surgidos en los últimos años y se nota.

Phineas and Ferb the Movie: Across the 2nd Dimension (In Fabulous 2D!), es, como película un producto entretenido, divertido, ingenioso, lleno de originalidad y que, aún así, sigue jugando con elementos que todos los espectadores (por lo menos los adultos) conocemos. Para los niños seguidores de la serie, no creo que haya nada mejor que hacer que ver esta película, porque es un estupendo entretenimiento que homenajea la serie continuamente (la mayor pega de la película con diferencia, de muy lejos, es que es quizá ligeramente inaccesible para los neófitos), que en ningún momento nos hace sentir que alarga su argumento artificialmente y que termina de manera muy emotiva. Para los seguidores de la serie con unos cuantos años ya encima (me consta que no soy el único), la película sigue la tradición de la serie y nos presenta chistes, homenajes y guiños que ningún niño (probablemente muchos adultos incluso) podría entender o captar y, sin embargo, no hace falta hacerlo para disfrutar la película. Desde el encuentro entre los dos Dr. Heinz Doofenshmirtz con ese estupendo y pequeño homenaje a Los hermanos Marx o la colección de cromos de filósofos famosos, pasando por el final que homenajea claramente a The Hangover, la serie de chistes y referencias dedicadas a los adultos es prácticamente igual de amplia que la dedicada a los seguidores de la serie en general (en este apartado la película tira la casa por la ventana, consciente de que puede hacer un final que mantenga el status quo, aunque sea de forma algo barata). Pero, y parece que intento convencer a la gente de más de 25 con estos argumentos, cuando no debería, además la película brilla con luz propia con un guión tan lejano de lo obvio, tan consciente de lo esperado, que hasta sorprende en ocasiones, con momentos serios y hasta duros que, contra pronóstico, no parecen fuera de tono... Qué gran entretenimiento y qué forma tan preciosa de pasar un rato.


¿Saben esos momentos en las películas en los que uno piensa por qué los personajes no hacen lo obvio y luego disculpa a la película diciendo "si no, no habría película"? Aquí uno no tiene momentos de esos porque la película maneja sus hilos de tal forma que no los necesita: tiene historia de sobra para contar sin caer en lo estúpido o en lo fácil. Todo ello, además, rodeado del habitual canto a la imaginación, de ese mensaje a los niños (y eso es meritorio que llegue al espectador siendo un producto televisivo) de que el poder de la mente es ilimitado y no necesitamos nada más para divertimos y ser felices, que cualquier cosa que imaginemos, si queremos, podemos hacerla nosotros mismos realidad y que hay que disfrutar de la infancia al máximo. Qué gran regalo para llevarse al alma después de ver un producto audiovisual. Emocionante, divertida, inteligente, imaginativa y, al fin y al cabo, para mí, la confirmación de que Phineas and Ferb es la clase de serie animada que todos los niños y adultos que aún sepan sacar su niño interior (sin esconder al adulto, que también va a recibir aquí), deberían ver sin excusa. Creo que me voy a volver a volver ver algún trozo de la película... o, mejor, la película entera. No se la pierdan.

2 Comentarios.

  1. Magnífica crítica para una maravillosa película. Me ha encantado sobre todo " es que el material original es TAN bueno, que sólo hay que ser inteligente (y la gente que trabaja en la serie lo es) para hacer algo medianamente bueno.
    Pero no creo que sea inaccesible para los neófitos. Obviamente no podrán captar todos lis guiños, otro su disfrutarán de ella.
    Y, por cierto, yo soy uno de esos fans de Phineas y Ferb que ya no cumplen los 40 je je

  2. Dani says:

    Quizá no sea tan inaccesible, pero seguro que se disfruta más conociendo la serie :)

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -