Posted by : Dani López 09 junio 2011

The Good Wife es una gran serie. Digo esto sin haber visto la segunda temporada (sólo el primero), sólo la primera, muy entusiasmado, eso sí. Éste es el tipo de serie que deja claro que es posible hacer televisión fuera de los canales de cable que tenga agallas, que se tome su tiempo sin arrastrar y omitir a propósito las líneas argumentales subyacentes, que esté filmada con gusto, con especial atención al detalle, grandes guiones y diálogos y muy buenos actores. Por supuesto, para vender una serie de este tipo a una cadena como la CBS, hay que hacer lo mismo que House hizo con FOX, darles un caso semanal, algo que pueda ser disfrutado por el espectador casual al poner la serie, que no todo sea serializado. Y, claro, ahí está.


En este caso, nos encontramos ante una serie de género pura y dura, "una de abogados". Cuando hablas de Damages dices que es de abogados pero que no tiene nada que ver con una serie de abogados. The Good Wife sí tiene que ver con una serie de abogados, se respira la corte, los interrogatorios, las protestas, las investigaciones, las trampas, la doble moral, los jueces, el jurado... Con esto no estoy señalando nada malo sobre la serie, sólo estoy diciendo que, si no te gustan o toleras este tipo de elementos, te costará mucho más entrar en el juego que te ofrece esta maravilla... incluso aunque éste no esté ahí precisamente. Yo creo que es inevitable. Eso sí, si estás dispuesto a darle una oportunidad a la serie, descubrirás que es sobre muchas más cosas y que los casos son siempre, casos perfectamente elegidos, que dicen algo para lo que pasa en el episodio o sirven para llegar ahí. Eso siempre es algo que se disfruta, pero que se disfruta mucho más cuando estos casos están perfectamente trazados, huyen de los clásicos ya conocidos, tienen giros interesantes y tienen la tendencia a dejarte no sabiendo si la cosa ha terminado bien o no. Eso último, que se puede aplicar a toda la serie, es otra de sus fortalezas, la ambigüedad de sus personajes, las dobles caras, los juegos de la política, la lucha por la atención (o el desviar la atención) de los medios, la verdad y la VERDAD (como diría Lionel Hutz), la confianza, la complejidad de los sentimientos, el romance enfrentado a la realidad... existen muchos temas y asuntos que se tratan a lo largo de la primera temporada pero, desde luego, siempre son temas que se tratan desde un punto de vista que deja clara una cosa: nada es blanco o negro, nada es simple.

Bueno, ¿y la serie de qué va? Así, a grandes rasgos, la trama inicial, que pronto se vuelve irrelevante o, más bien, se desenvuelve de tal forma que adquiere una complejidad que no parecía estar ahí, sería algo así: el fiscal de Chicago ingresa en la cárcel por favores a cambio de que le envíen caras furcias. Su mujer entonces, queda sola para cuidar de sus hijos y retoma su formación como abogada para entrar en un bufete de abogados como... becaria, digamos, en competición con otro chiquillo (eso porque es bastante más joven que ella) por un futuro puesto. En la firma, uno de sus jefes es un antiguo amigo de la universidad, donde tenían un algo. Sí, está resumida de forma burda y con ramalazos de graciosete, pero creo que nos hacemos una idea. Y si opto por hacer este resumen así es porque, realmente, explicar más es irse de paseo por la temporada y no es plan, pero algo le tengo que decir a quien ni conoce ni ha visto nunca la serie, claro.

Ah, por supuesto, tampoco quiero terminar el post sin comentar lo que a mí más me gusta de la serie: el detallismo (alguno diría que eso es un huevo colgando y el otro lo mismo, pero no). Cada plano, cada gesto, cada mirada, cada palabra, cada omisión, cada silencio, cada escena... todo está planeado con gusto por el detalle, con amor por el detalle. Y yo soy un hombre de detalles. Adoro las series que se apoyan en gestos y en lo implícito, en transmitir con lo que uno siente que está pasando y con los instante que captura más que con palabras, exposición y momentos explícitos. Voy a nombrar un par de ellos que me vienen ahora mismo a la mente que pueden parecer tontos pero que a mí me encantan. Eso sí, si no habéis visto la temporada, no diría que son spoilers, pero os aconsejo que no leáis nada de lo que viene... bueno, mira, si os asusta más, SPOILERS a partir de aquí (todo sacado de memoria así que no tiene porqué ser así).


- Ejemplo 1: Alicia ha sido sacada de un caso muy importante y se le mete en un caso de divorcio que, de primeras, parece lo más normal y mediocre. Está sentada en una sala justo en frente de la sala en la que se discute el otro caso y con cada palabra más alta o, simplemente, de vez en cuando, gira su cabeza para ver qué está pasando. En un momento dado, después de que ella a hecho eso en varias ocasiones, la mujer le dice quién es su marido, algo que capta la atención de Alicia. En vez de decir "ahora te escucho" o hacer más gestos, lo que recalca que esto le importa ahora más es que en este momento el lío en la sala de enfrente es mayor que nunca pero, ahora, ya no mira. Y eso se nos muestra perfectamente.

- Ejemplo 2: Cary y Alicia están en un juicio con Will. Descanso en el juicio y Will le dice a Cary que haga algo para el caso. En el siguiente momento le dice: ¿Alicia? Ella, totalmente dispuesta a hacer lo que sea, como su "oponente", se presenta disponible. Entonces Will dice, ¿dónde está Kalinda?  Y ella dice que no lo sabe. Pues averígualo. A ella no le confía nada de trabajo y en su rostro se ve, se ve despreciada. Al final, por supuesto, esto toma mucho más interés, ya que ella es la elegida para el puesto porque usa sus conexiones para "demostrar que quiere su trabajo mucho". Y, claro, siendo como es ella, la injusticia de la decisión pero, más aún, porque esto no se trata de ella piense que Cary lo merece más, porque no la están juzgando a ella y su trabajo, sino lo que les puede beneficiar tenerla en el bufete.

- Ejemplo 3: la serie empieza con un piloto que, en este aspecto, es una declaración de intenciones. Yo sabía que la serie iba a ser muy buena (aunque no si me iba a enganchar o no, distingamos) con ver la secuencia inicial del piloto, una puta maravilla escrita, filmada e interpretada ya no con maestría, que sí, sino casi iluminados por una entidad superior. Quizá debido a mis formas os toméis menos en serio mi afirmación pero creerme cuando os digo que merece la pena verla un par de veces para ver lo buena que es. Aquí está, pero merece la pena verla en alta definición si es posible. 3 grandes minutos.


- Ejemplo 4: la relación entre Will y Alicia pero, la de cualquier pareja o posible pareja, está perfectamente matizada en cada momento a lo largo de la serie. He citado ésa, pero ahora mismo incluso me parecen aún más interesante los detalles de la dinámica entre Peter y Alicia, con grandes momentos. Por ejemplo cuando le va a dar un beso por proteger a la familia de la furcia de tres al cuatro, cuando se le tira encima claramente pensando en Will (creo yo) o para compensar el beso... Me encanta cómo apaga las luces en algunas escenas, es brillante.

A parte de todo lo dicho, una cosa más: los personajes son muy interesantes. Yo, como el que dice, acabo de conocerlo (entra a mitad de temporada y promete mucho), pero me encanta Eli Gold, pero por supuesto me encanta Kalinda, me encanta Alicia y, como personaje, me apasiona Peter. Obviamente, no es la clase de personaje con el que es fácil empatizar, pero creo que se consigue de forma brillante. Ese hombre, político, calculador, que ama a su familia pero que también ama el poder, que maquina pero que improvisa, que calcula pero se tira a la piscina si hace falta, que sospecha pero que siempre está escondiendo algo. Es una paradoja con patas, aunque es fácil ver de qué lado se pueden poner los espectadores, especialmente teniendo en cuenta el personaje de Alicia que, siendo igualmente humano (es decir con sus defectos y sus debilidades), es mucho más "simpático", algo que se consigue no sólo por estar muy bien construido, sino por estar magistralmente interpretado.

Así pues, ¿qué tenemos aquí? Pues que estoy poniendo la serie por las nubes y sólo he acabado la primera temporada y me dicen que me queda lo mejor. Pero es algo que hago con justicia, creo: una vez que pasan los primeros 6 ó 7 episodios la serie empieza a entrar en materia y, una vez que atraviesas el ecuador de la temporada, es cuando la cosa comienza a ser realmente interesante y genial por momentos. Obviamente, no puedo esperar a ver más. Os la recomiendo, como otros hicieron antes conmigo: gracias.

7 Comentarios.

  1. Mauro says:

    La prueba definitiva de lo buena que es The Good Wife es que los que la vemos la ponemos por las nubes y el que recibe la recomendación nunca se siente decepcionado, es exactamente todo lo genial que le contaron.

    Totalmente de acuerdo en todo, es una de las pocas series (dramáticas) que no tiene nada que envidiarle a las series de cable y eso es muy difícil de conseguir.

    Si te gustó la primera temporada con la segunda vas a flipar.

  2. El corrector de Word (u otro) te ha jugado una mala pasada y Eli Gold se ha convertido en Elia :P A mí Eli me gustó tanto que hasta tuve que abrir una página en facebook a su nombre para hacerme fan xD Por cierto, en la segunda temporada sale más y hace poco lo hicieron fijo para la tercera!

    Y secundo completamente lo que dice Mauro sobre la segunda...

  3. Gran post, Dani, como me alegro que te haya gustado tanto.
    La secuencia inicial es una delicia, a mí ya me enganchó desde ahí, pero es que no hace más que volverse mejor, y la segunda, en efecto, es la rehostia (así te lo digo, para que quede más sonoro). Somos unos pesados, lo sé, pero tenemos razón.

  4. Valentina says:

    Dani, has escrito un post a la altura de la serie. Destacas todos los elementos que convierten esta serie en una maravilla narrativa: la pasión por el detalle, la complejidad y profundidad de sus personajes, la maestría técnica e interpretativa, la ambiguedad moral, las trampas de la ley, sus casos siempre interesantes

    Elegiste unos momentos muy pertinentes para sustentar tu tesis, en The Good Wife no hay ningún encuadre, escena, silencio, gesto ni diálogo gratuito, todo nos cuenta algo, y lo hace a varios niveles. Hemos visto que estás devorando la segunda temporada, y que estás comprobando en primera persona la fascinación que sentimos los que ya hemos pasado por ahí.

    Sé que volverás para hablarnos de la segunda temporada, y yo volveré para disfrutar leyéndote, porque siempre es un placer, pero lo es más si escribes sobre una serie a la que admiro y de la que estoy profundamente enamorada.

    Disfruta el viaje.

  5. Dani says:

    Mauro: sí, es una serie que resiste todo hype.

    Ah, con la segunda estoy flipando, sí. Voy ya por el 18, así que me quedan 4 para terminarla y sí es mejor aún, sí, de principio a... supongo, fin.

    freddyvoorhees: lo quité al momento, gracias de todos modos.
    Eli está teniendo un papel en la segunda que no esperaba por lo que se vio en la primera... no sé si alguien me entenderá lo que quiero decir, pero ya lo comentaré cuando termine. No obstante, es un grande.

    martinyfelix: pesados con razón, no me quejo :) Aunque la serie tarda un poco es ser muy muy buena, es que la primera escena es como decir, "sí, somos la hostia, y lo sabemos".

    Valentina: gracias, Valen, viniendo de ti sabes que me gusta mucho.

    Y esta segunda temporada, las ambigüedades y trampas de la ley y, bueno, los casos en general, me están gustando incluso más.

    La estoy devorando y descubriendo cosas nuevas que me enamoran, como la continuidad de tramas y personajes, que a mí "me pone" mucho :)

    Estoy devorando la segunda y muy feliz, sin duda, gracias a todos los que me metíais el dedo entre las costillas "¿y para cuándo TGW?", pero sobre todo a ti, lo sabes.

    Me encanta que te hayan gustado los momentos porque realmente, como en casi todo lo que hago, no fueron elegidos por mí, simplemente fueron los que me vinieron a la cabeza en el momento y, como sabes, hay centenares más... Y, sí, claro, después de devorar episodio tras episodio, habrá un segundo y feliz, lo sé, post que espero que disfrutes, sino por mí, por el gusto con el que hablaré de una serie que te gusta tanto.

    Ahora me queda la recta final, ¿sigue en pie aquello que dijiste en Twitter? :P

    Un beso.

  6. Valentina says:

    Ains, aún recuerdo cuando te dije algo de "TGW" y las iniciales no te sonaban a ninguna serie, mira ahora tu Miso. (Esta referencia quedará descontextualizada pronto, pero a todos los que vendréis de mi futuro os digo, que en este momento sólo hay TGW en sus episodios recientes).

    Me alegra muchísimo que la disfrutes, en el fondo sabía que tenía elementos para conquistarte, sólo era cuestión de tiempo que te pusieras con ella.

    Podría hacerme la loca y preguntar qué fue lo que dije en Twitter, pero me acuerdo, y soy una chica de palabra. La invitación sigue en pie, avísame cuando estés por Madrid y coordino la agenda con Nico :P

  7. Dani says:

    Me alegró que pudierais hacerme un hueco y más para una serie tan buena :)

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -