Posted by : Dani López 14 septiembre 2010

[Seguramente haya algunos spoilers sobre el final de temporada, así que, s no la han visto, casi mejor que no sigan leyendo.] Es complicado entrar en éso de si una temporada es mejor que otra o no. Primeramente, porque el paso del tiempo y los cambios de perspectiva ponen las cosas bajo luces distintas y difuminan virtudes y defectos, dejando atrás recuerdos y sensaciones muchas veces vagas, pero de lo que estoy seguro es de que esta última temporada de la serie ha sido la que más he disfrutado, especialmente en relación a la anterior. No digo ni que sea mejor ni peor, pero ha sido para mí, mucho más, adoro ésta palabra que no existe en nuestro idioma (es un anglicismo que proviene probablemente de "enjoyable" y de no traducirlo como "agradable"), disfrutable. Me lo he pasado bastante bien viéndola pero, todo hay que decirlo, ha sido una temporada de luces y sombras que ha mezclado entretenido y hasta interesante con, directamente, aburrido. Ya no hablaremos de absurdo, ridículo, provocador, whathefuckable y demás, simplemente ha habido escenas que eran terriblemente aburridas y que teníamos la tentación de pasar a 2X.


¿Lo interesante? Este año los vampiros han estado bastante bien. Eric ha recibido más atención, la que merecía (siendo un gran personaje y Alexander Skarsgård un gran actor, dejando su sex-appeal de lado) y, encima, no ha muerto al final, como todo esperábamos, lo cual, pese a que habría sido una pena, hubiera dado más fuerza al argumento. Jessica no ha tenido tanta antención, pero cada vez que aparecía era un hallazgo (y, una vez más, no sólo por Deborah Ann Woll) y su relación con Hoyt ha sido la única que me ha inspirado ternura y verdad. Russell ha sido un malo genial (apoyado en el trabajo de Denis O'Hare, que convertía al personaje en algo creepy y terrible, pero a la vez divertidísimo) y por lo menos nos hemos quedado con la esperanza de su vuelta. Las movidas de Sookie, hadas a parte, y ella misma, pueden haber sido igual de insoportables (en gran parte, una vez más, gracias a Anna Paquin, pero sigo convencido de que nadie más podría interpretar semejante personaje), sin embargo es complicado no terminar la temporada habiéndole cogido más aprecio al personaje, aunque sólo sea por sus desternillantes líneas de diálogo y algunos momentos. Tara ha seguido siendo el mismo personaje, creo, que unos aman y otros odian, pese a que ha tenido su evolución, pero nadie puede negar que sus momentos con Franklin han sido de lo más curiosos, pese a lo rápido que se ventilaron al personaje de James Frain.


En el lado menos brillante tenemos muchas cosas, más que relacionadas con los personajes, que también, con las tramas en las que les han metido. Jason, para mí, sigue siendo un descojono. Y no creo en ello en el sentido de que la serie sea una serie conscientemente mala y te rías de él, sino en el sentido de que es una comedia andante: idiota como él solo y de puro bueno, un poco más aún, y sus reflexiones y sus líneas de diálogo están escritas con mucho atino. Ahora bien, las historias en que le han metido, han sido mucho menos interesantes y divertidas que las del año pasado, e incluso aburridas. Alcide, el hombre lobo buenorro (Joe Manganiello), me ha parecido que tenía interés en un inicio pero igual que el resto de su raza, se ha ido diluyendo hasta desaparecer de la temporada. Sam parecía que tenía algo que decir este año pero al final ha sido terriblemente tedioso. Lo mismo para Lafayette, que no me ha gustado. Y Bill, ah, Bill. Casi todo el mundo le odia a muerte, y este año no iba a ser menos pero, de repente, al final se puso interesante... hasta que dejó de serlo. Es como si hubieran querido darle algo de personalidad e interés pero se quedaran a medias. Por lo menos no ha aburrido... tanto. Mientras todo ésto pasaba, nos han ido metiendo poco a poco a las brujas para la próxima temporada y, por ahora, ni fu ni fa. Vamos, que si el año que viene se olvidan de que han aparecido todos ésos personajes, me la trae floja. Y lo de las hadas... Ya lo dijo Sookie al enterarse: lame. Por ahora. Puede que el año que viene tengamos algo más en este punto y el asunto se vuelva interesante.

¿Qué dicen otros? Molti...

4 Comentarios.

  1. A mi me ha parecido una temporada irregular, con muy buenas tramas que no han sabido explotar como deberían, y el final muy descafeinado, sin dejar grandes trama abiertas para la cuarta temporada.

    Eso si, a mi me mantendrán entre sus fieles, porque no hay serie como esta...

    Saludos!

  2. El rey el mejor. Sin duda. Como ya te dije, ese momentazo en la televisión es épico.

  3. Adri says:

    Si me pongo a pensarlo friamente, realmente True Blood ha tenido tramas de lo más absurdas o giros bastante mal llevados o personajes que iban y venían al gusto o realmente se han peseado por ahí sin mucha chicha (Tara no ha hecho más que follar y llorar, follar y llorar xD).

    Pero True Blood tiene ese poder mágico de hacernos reír cuando quiere hacerlo y cuando no. Yo la he disfrutado enormemente y realmente son esas idas de olla las que más me gustan.

    Y también tengo clarísima una cosa: no habría sido para nada lo mismo sin el chat, que me amenizaba los momentos aburridos del capítulo (que no han sido pocos :P).

  4. Jajaja, a mí me parece muy divertida la temporada porque en True Blood nunca sabes lo que va a pasar. He echado de menos más Jessica y que aprovecharan a una monstrua como es Tara, inmensa :)

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -