Posted by : Dani López 23 agosto 2010

El último episodio de Futurama, The Prisoner of Benda, tuvo gran parte de su sabor de siempre en mi opinión (igual que el anterior, A Clockwork Origin, sobre la evolución, interesante aunque no siempre del todo correcto, pero es normal), y lo hizo con un gran homenaje a el clásico recurso del cambio de cuerpos entre dos personajes llevado a la enésima potencia y consiguiendo un capítulo muy bueno. Además, para rematar, Futurama volvió a dejar claro que adora las matemáticas, y lo hizo con el Teorema de Inversión, un teorema desarrollado (y probado en el mismo episodio como cierto) por el guionista del episodio, Ken Keeler (productor de la serie y guionista de otros episodios geniales como The Devil's Hands Are Idle Playthings, Time Keeps on Slipping o Godfellas). Ya he hablado aquí varias veces de las matemáticas en la serie, pero esta vez se han superado, desde luego. Recomiendo que si no habéis visto el episodio, dejéis de leer y lo veáis antes.

El teorema lo desarrollan al final del episodio para solucionar que la máquina cambiadora de mentes (o de cuerpos, lo mismo me da :P) no permite un cambio inverso entre dos cuerpos que ya han intercambiado mentes. Temerosos de quedar atrapados en cuerpos que no son los suyos, el profesor pide ayuda a los mejores matemáticos del universo (por supuesto, como siempre, son dos Globetrotters) y terminan desarrollando el susodicho teorema que queda plasmado en la pizarra del profesor:


Después, no tienes más que volver a ver el episodio para comprobar que, efectivamente, el teorema es válido. Éso sí, reconozcamos que es mucho más sencillo y fácil entender que el asunto funciona con ayuda de un esquema de los cambios de cuerpo realizados durante el episodio y que, al final consiguen dejarlo todo como estaba:


"Chorradas" maravillosas como ésta, hacen de esta serie una entre un millón.

P.D.: la captura de la pizarra, la cogí de aquí y la del esquema, de aquí.

3 Comentarios.

  1. Elías says:

    Coincido contigo. Esta serie ha vuelto fuerte (a pesar de lo que digan los pocos bobos). Si bien es cierto que el episodio anterior (y toda su temática) se metía en camisa de once varas, es digno de loar que se interesen en mantener vivo el ansia de querer hacer críticas constructivas a la sociedad actual.
    En este último episodio no deja de lado las críticas de esta sociedad tan "shallow".
    Como siempre, es un placer leer este blog.

  2. Este comentario ha sido eliminado por el autor.
  3. Reconozco que en cuanto empece a ver el episodio -en ingles- ya me sonaba algo del teorema de Inversion a la 11 potencia por lo que empece a apuntarme los cambios que realizaban un personaje y otro, para resolverlo antes de que terminase, pero al final los Globetropers solo muestran cuatro o cinco secuencias de cambio minimas, imprescindibles para comprender algun cambio. Por lo demas gran capitulo. Junto con el anterior y el de Apple de los mejores de esta temporada.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -