Posted by : Dani López 22 julio 2010

Una vez terminó la quinta temporada de Doctor Who me pareció una buena idea revisitar un par de episodios de la serie pertenecientes a la anterior etapa que guardaban relación con la actual. Me refiero, claro, a dos episodios escritos por Steven Moffat. En este caso, dejé de lado Blink porque lo había visto muchas veces y no aportaba a esta última temporada excepto unos enemigos. También dejé de lado el bello y triste The Girl in the Fireplace porque no guarda relación con ella, igual que The Empty Child y The Doctor Dances. Ésto nos deja los dos episodios de la cuarta temporada titulados Silence in the Library y Forest of the Dead, que nos presentaban por primera vez a un personaje de importancia esta temporada (y, calculo, mucha más en la próxima), River Song. Para mí sólo cabe ver estos dos episodios pensando una cosa: Moffat ya sabía que se haría cargo de la serie en un futuro no muy lejano, porque sino estamos ante un argumento demasiado ambicioso que toca el futuro del personaje de manera importante. Aún asumiendo lo comentado, el episodio es bastante peligroso para el guionista, porque deja muchas cosas dichas que hay que cumplir. Y es que los fans de Doctor Who, igual que los de otras tantas series, saben lo que ha pasado a veces mejor que los propios guionistas y todo lo dicho en estos episodios, está ahí, esperando a ocurrir y pueden pasar años o no, pero estamos esperando a que ocurran.


[Spoilers si no habéis llegado a estos episodios... que ya os vale] Y es que el personaje de River Song es muy interesante a muchos niveles, quizá a tantos que a veces no nos damos cuenta. Por un lado, el Doctor se encuentra con ella en varios momentos de su exitencia, y no siempre en orden, por lo que vemos a River y al Doctor en momentos diferentes de su vida (especialmente a la primera) comportarse de formas distintas. En su posesión está el libro azul en el que documenta todo lo que ha hecho el Doctor... aunque no le deje echarle una ojeada por que hay spoilers dentro. Además, sabemos, puesto que la conocemos en su último momento, en el momento de su muerte física, que ha tenido una relación especial con el Doctor. No sabemos cuánto tiempo en el futuro y ni siquiera estamos seguros del todo (las ideas que teníamos en la cuarta temporada sobre ella nunca se ven confirmadas en la quinta y, es más, añaden ambigüedad al personaje) de cuál es su relación, pero sabemos que conoce su verdadero nombre y que le dio su destornillador sónico (que cumple un importante papel en el final de estos dos episodios, ya que cuando River se despide del Doctor que ella conoce y viaja a la biblioteca, él ya sabe qué va a ocurrirla allí, por lo que decide salvarla de la única forma que puede... ésto fijo que nos vuelve también). Es alguien especial, pero por lo que sabemos ahora, es alguien que no siempre sigue las normas (hasta las últimas consecuencias), alguien que maneja la Tardis mejor que el Doctor, que mataría, que robaría... y que va a vivir un mal momento con el Doctor la próxima vez que se encuentren. Ésto siempre me ha tocado mucho la moral, ¿qué hay escrito en el libro? No todo, ¿o sí y lleva ese libro desde antes de encontrarse con el Doctor por primera vez? Misterios, misterios.


El capítulo doble está bien. Me ha hecho gracia volver a ver a Tennat, que es un gran Doctor, los enemigos son de ésos que sabe hacer bien Moffat, de los que dan miedo de verdad y la trama tiene sus sorpresas y sus cosas raras pero, al final, creo que me ha gustado menos el episodio que la primera vez que lo vi (aunque ha ganado encanto en otras cosas). ¿Raro? No sé, la verdad. Blink no ha empeorado con el tiempo, pero ahora voy a revisitar los demás episodios escritos por este gran guionista, a ver qué tal se sostienen. Malos episodios no son, éso seguro, simplemente, puede que pierdan algo de gracia cuando ya los has visto una vez, no lo sé, pero sólo por ver a River, merece la pena, y éso que no tiene tanto protagonismo como quería recordar.

2 Comentarios.

  1. ALX says:

    Ese episodio doble me gustó mucho, pero sigo pensando que es The Girl in the Fireplace el mejor que ha escrito Moffat.

    A ver si retomo la quinta temporada de DW, que la tengo un poquillo olvidada y eso no puede ser. Y menos con la reaparición de River Song.

  2. Dani says:

    A mí "Blink" me gusta más pero no es tanto un episodio de la serie como lo es "The Girl in the Fireplace". Ayer lo volví a ver y me siguió pareciendo muy grande, bonito, triste, divertido, brillante... lo que tiene que ser DW, vamos. Muy grande.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -