Posted by : Dani López 13 julio 2010

Ha vuelto Entourage y sigue siendo la misma serie de siempre. Hace tiempo que las pinceladas de "Hollywood inside" dejaron de tener importancia y la serie se convirtió en una comedia de amigos a los que les pasan muchas cosas y a los que les da igual fracasar porque no les importa volver a sus orígenes. ¿O ya no tanto? Los personajes siguen siendo los mismos, pero tampoco son iguales que al principio. Pese a que siguen manteniendo sus señas de identidad propias, unas señas marcadas a fuego en su forma de ser y su filosofía de la vida, los personajes han evolucionado de forma bastante sutil e interesante.


La temporada pasada (las dos últimas quizás: hablo de memoria) tuvo momentos más flojos de lo que nos gustarían pero en mi opinión, la serie se mantiene muy sólida y sus seguidores lo son a muerte: si te gusta, te encanta, y en sus momentos malos simple y llanamente te dejas llevar hasta los mejores. La nueva temporada, que empezó hace unas semanas (la séptima: quién se lo hubiera dicho a esta serie), comenzó donde lo dejó y a la vez haciendo uno de sus clásicos saltos temporales en los que han pasado cosas para los personajes: simplemente decide ponernos directamente en las partes más entretenidas. Aún así, la serie, básicamente, sigue siendo la misma. Si bien es cierto algo: hay muchas cosas que los personajes nos han mostrado en estos dos primeros episodios que nos apuntan hacia ciertas direcciones distintas. Ejemplos. Ari tiene un nuevo trabajo, uno más grande, pero está descubriendo que no siempre es mejor debido al mantra "si quieres que se haga bien, tienes que hacerlo tú", que resuena en su cabeza una y mil veces por no tener mucha gente a su cargo que sepa capaz de hacer lo que él hace como él lo hace. Y éso va a afectar a su matrimonio. Vincent pasó una temporada en la que la soledad era el centro de su vida. Ahora pasa por una etapa en la que se arriesga y es espontáneo, quizá demasiado, pero igualmente algo bañado en esa soledad que le acompaña pese a su hermano.


Entourage, que empezó siendo de tres amigos que acompañan a otro a triunfar a Hollywood, ha ido cambiando bastante esa premisa pese a que los personajes siguen estando ahí y siendo los mismos y, al mismo tiempo, se las arregla para seguir siendo la misma que el primer día, para bien o para mal. Para aquellos que disfrutan de sus episodios y se desesperan porque les parecen cortos o porque las temporadas pasaron a ser de 12 episodios desde la 4ª (que, sino recuerdo mal, fue la de la huelga de guionistas), esta serie sigue ofreciendo, creo, lo que están buscando. Así que, un verano más, subamos al coche del éxito, los agentes, los líos amorosos, las dudas existenciales y el mundo actoral, que nos están esperando.

2 Comentarios.

  1. Hamman says:

    A mi me está gustando bastante el arranque de esta temporada, aunque seguramente todo sea por el mono de Ari que tenía.

  2. Dani says:

    Yo también. Me encanta el personaje, hasta cuando se ablanda un poquito como al final de la temporada pasada.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -