Posted by : Unknown 11 enero 2010

Con toda la serie en el disco duro y siendo esta serie tan entretenida, adictiva y bien hecha, es normal que los episodios vayan cayendo a un ritmo alto. Ya he pasado los primeros tres episodios de la tercera temporada y me apetece hablaros de la segunda, que terminé antes de ayer [no voy a poner mucho cuidado en que no haya spoilers, aviso].


No sabría decir si la serie ha mejorado o no. Es más, creo que simplemente se ha mantenido a un nivel muy elevado, pero lo que cambia con el paso de los episodios es más la percepción que tengo de la serie, el cómo veo a los personajes evolucionar y cambiar de situaciones, y el cómo le vas cogiendo cariño al escenario y sus habitantes. Quizás "cariño", teniendo en cuenta la clase de calaña que uno se encuentra por aquí, parece una palabra fuerte, pero creo que es así. Es más, ésta serie es un claro caso en el que la simpatía por los "malos" (lo entrecomillo porque, si bien es cierto que uno puede hacer bandos sin esforzarse mucho, la mayoría de los personajes son grises, con sus luces y sus sombras). Un par de ejemplos claros, para mí, son David Aceveda y Claudette Wyms. En la primera temporada ya no me "caía bien" el capitán hispano y, pese a ciertas cosas, ahora me gusta menos, quizás por sus inclinaciones políticas. El caso de Claudette es más extremo, puesto que pasa de un punto algo neutral, en cuanto a la acción, a un punto mucho más activo en contra de los protagonistas, evolucionando hacia un personaje mucho más dispuesto a ensuciarse las manos y a llevar hasta el extremo su máxima de terminar todo lo que empieza. En gran parte, no es culpa de los personajes (muy bien caracterizados y complejos) el que no me agraden, sino de que su posición en la serie es de oposición a Vic Mackey y los suyos que, una vez más, consiguen que uno se ponga de parte de los "malos". Tampoco es un asunto meramente basado en que uno se ponga de parte del antihéroe por atractivo, sino que un parte importante de su atractivo y de la simpatía que despiertan es por sus dificultades, por sus intenciones, por sus vidas privadas y demás.


Esta temporada empieza poniendo su foco sobre un nuevo enemigo que mete mano a las calles de Los Angeles, Armadillo, un mejicano muy inteligente y bastante hijo puta. La sorpresa es que, pasando la mitad de la temporada, el foco cambia hacia otros lares (por la desaparición del mapa del susodicho, cosa que lleva a otras tramas adicionales) y termina cerrando cosas abiertas toda la temporada y la temporada pasada y, cómo no, abriendo nuevos caminos para el futuro. El plan que planea sobre las cabezas de los protagonistas y que culmina en el último episodio, puede resultar complicado creer que termina más o menos bien, pero simplemente ver las caras de los implicados en la última escena, es más que suficiente para saber que no es así (además, entrando en la tercera temporada, vemos más ramificaciones que van a terminar amargándoles la vida). En cualquier caso, la sensación general que deja la serie a nivel de tramas es que es muy horizontal, extendiéndose sus tentáculos, asumo, por toda la serie, haciendo que las tramas nunca terminen del todo y aparezcan y desaparezcan según los acontecimientos, lo cual deja una sensación muy buena en el sentido realista y de trabajo de los guionistas que han sabido ver "the big picture". Eso sí, una vez más, la serie confirma que el realismo es algo que respeta y absorbe, pero con lo que no comulga en todas las ocasiones. Uno puede decir que es inconsistente en ése aspecto, pero yo prefiero verlo como un intento de crear un estilo y de dotar a la serie de un ritmo más atractivo: sin llegar a los ritmos procedimentales (o no siempre), hay casos que se resuelven muy rápidamente, otros menos, hay escenas y sucesos que se abrazan a la realidad y la aprietan tanto que nos salpica en la cara y, hay otras, que optan por el espectáculo. El resultado, como digo, a mí me parece no sólo interesante, sino también genial, sorpresivo y siempre con vocación de mantener las cosas en la cuerda floja, tanto a nivel amplio como a nivel espisódico.


Además, hay un episodio en al segunda temporada que es para darle de comer a parte, no por bueno, sino porque desafía el tono de la serie en cuanto a tramas y salta catorce meses antes de las tramas actuales, rompiendo la evolución pero, a la vez, dándonos una interesante perspectiva sobre algunas de las razones que llevan al presente. Se titula, inteligentemente, Co-Pilot (2x09), y nos enseña cómo empezaron las cosas, cómo era todo antes del piloto de la serie, rompiendo, además, la trama que estábamos siguiendo en ése momento. La mayoría lo considera el peor episodio de la temporada, y no les llevaré la contraria, pero me parece revelador e interesante. Claro que, la segunda temporada se entiende sin él, está fuera de contexto. Quizás ése sea su handicap, el estar anclado en un pasado que no guarda relación directa con muchas cosas que están ocurriendo en el presente, no a un nivel profundo, donde la relación es fundamental, sino en cuanto a las tramas.

¿Puedo decir algo más de la temporada o de la serie? Nada que no haya dicho ya: entretenida, genial, tensa, adictiva, dura, estresante, divertida... una gran serie que se toma sus libertades para conseguir ser mejor. Aún me queda mucho por ver para decidir si entra en el Olimpo de las obras maestras, pero está claro que va por el buen camino.

3 Comentarios.

  1. Iba a decirte que has retratado a la perfección la condición de Aceveda y Claudette en relación a Mackey y como les vemos nosotros como espectadores por ello... pero leo la última frase y solo puedo volver a repetirte, que si estás así ya con ella, entrará en el Olimpo a base de tiros.

    El capítulo que citas en modo de flashback, no es ni peor, ni mejor que cualquier otro, simplemente es un parénetesis y una mirada atrás de los personajes que siempre resulta interesante.

    Que bueno que hayas capturado el momento final de la temporada porque es uno de mis favoritos.

    PD: Saluda a los armenios de mi parte... y prepárate para lo que te queda por ver (again) ;)

  2. a mi el flashback no me convenció para nada, pero bueno, estoy a dos capitulos de cerrar la tercera temporada y aunque la cosa ha decaido un poco la segunda es la temporada que me hizo ver el potencial de la serie, ya que no fue durante la recta final de la primera donde porfin le vi el potencial.

    Es una serie muy adictiva a pesar de tratar temas un poco incomodos, y esa es su mayor virtud.

    Y es cierto que la evolucion de los personajes es patente en esta segunda entrega, la verdad es que casi todo el desarrollo se lo lleva claudette, aunque shane ha sido otro de los que más me ha sorprendido.

    Por algo CCH Pounder estuvo nominada al emmy por esta temporada

  3. Anónimo says:

    Yo me estoy esperando a que salga en blu-ray el pack de la serie para vermela tranquilamente, espero que en verano ya salga el pack.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -