Posted by : Dani López 28 diciembre 2009

Escribo ésto habiendo visto los primeros 13 episodios de esta nueva serie (los emitidos hasta ahora), una serie musical centrada en la vida de un instituto de una pequeña ciudad americana y, más concretamente, en el club de coro (o algo así, sería la traducción de Glee Club), un lugar en el que, en un principio, sólo entran los que no tienen otro lugar a donde ir. ¿Conseguirán algo guiados por un profesor con muchas ganas y pasión, Mr. William Schuester [Matthew Morrison]? Habrá que verla para saberlo.


Lo primero, decir que me sorprende haber tardado tanto en empezar a ver la serie, aunque fuera sólo por curiosidad, ya que amo los musicales y la música en general. Pero bueno, no siempre hay tiempo para todo. Lo segundo es que, te guste o no su propuesta, hay que reconocerle que, en muchos aspectos, supone un soplo de aire fresco entre las series actuales. Lo tercero, creo que es bastante tonto esperar que su creador, Ryan Murphy, diera aquí rienda suelta a toda su acidez y ristra de perturbados pensamientos: no estamos en la FX (cadena de cable que, todo sea dicho, lleva unos años haciendo que la tomemos muy en serio) y ésto no es un Nip/Tuck adolescente. Lo que sí podíamos esperar y obtenemos es algo de su acidez (aunque quizás falte un poquito más) y una ristra de personajes raros aunque todo sea menos extravagante que en la serie de los cirujanos plásticos.


Musicalmente, es una serie entretenida y la música, que traspira por todos sus poros, está presente dentro de un contexto y elegida con bastante inteligencia. No hay que esperar que siempre esté todo el mundo cantando, sino que las canciones surjan cuando toca y, ya que hay una buena excusa para ello, está bien que se restrinja casi por completo la partitura a ése medio.

Los actores, que me imagino que cantan de verdad (al fin y al cabo, cuando uno hace un casting para una serie con números musicales, el lo lógico, aunque luego se regraben las canciones en estudio, cosa que me parece bien y es lo normal, aunque canta un poco a veces), pero su gran mérito es parecer ser capaces de meterse en papeles peculiares y hacerles resultar creíbles o, por lo menos, que nos lo parezcan (y, vaya: ¡ninguno de los personajes que hace de adolescente tiene 30 años!). Prueba de ello es la de veces que os saldrán de la boca cosas como: "cómo odio a tal o cual personaje"... Quizás el mejor de todos los personajes o el más divertido, es una profesora, Sue Sylvester [grande Jane Lynch], algo curioso estando en una serie en la que los adolescentes quizás son más el centro de atención. Dentro de ellos, me encanta la odiosa Rachel Berry [gran casting la desconocida, para mí por lo menos, Lea Michele, que encaja muy bien en el papel], pero en general son todos personajes que alternan momentos en los que les odias y momentos en los que te metes tanto en su papel que te dan penilla.


Con respecto a lo último, el argumento y las situaciones, pasan de lo estrambótico a lo cotidiano pasando por lo entrañable y lo cómico continuamente, haciendo que la serie sea bastante variada en este aspecto y, además, con varios momentos que, si bien puede que sean gratuitos, joder, te tocan la patata (que quieren que les diga: uno tiene su corazoncito...).

¿Os gustará Glee? Bueno, es una serie especial y os tienen que entrar las series de adolescentes con números musicales situaciones y personajes peculiares, alguna trama que no siempre os entrará del todo, algún topiquillo... pero creo que es una buena serie para sumar a los visionados semanales, porque le aporta variedad al mosaico televisivo.


P.D.: esta serie es una más donde la versión original será muy superior a la doblada (aquí la emitirán, creo, FOX y Antena 3) no sólo porque el protagonista es profesor de español, cosa que pierde mucha importancia con los episodios, sino porque los números musicales, que supongo no tendrán la indecencia de doblar, nunca me ha parecido que encajen mucho con voces distintas.

P.D. 2: se me olvidó comentarlo pero el episodio 13, después de un gran episodio anterior, me pareció muy conformista, buenrollista y fácil, muy complaciente con el público. Aún así, tengo bastantes ganas de más Glee.

6 Comentarios.

  1. ((ALYE)) says:

    Me alegra que veas glee, a mi me sorprendio mucho, sobretodo por que no me esperaba que los numeros musicales fueran tan buenos!
    saludos :)

  2. A mi me gusta por los numeros musicales, porque lo que son los perosnajes y las trama sno me terminan de gustar (aunque tampoco me desagradan), a mi mientras me den 3 buenas canciones por caopitulo em doy por santisfecho.

    Saludos!

    P.D: Que no te extrañe que la doblen, como hicieron con Flight of the Conchords, y allí tenia más delito todavia que las canciones eran originales y no versiones.

  3. Wizzy says:

    esta genial y si, sue es la leche

    PD: amo a mercedes :D

  4. Dani says:

    Alye: sí, a mí también. Me ha entrado bien.

    Un telespectador más: No he tenido las pelotas de ver FotC doblado. El propio concepto me parece absurdo y abominable. Creo que no doblarán las canciones, éso lo hacían más antes (no hace falta irse a Sonrisas y Lágrimas o Mary Poppins, pero... antes) y no creo que ahora... lo que pasa es que son versiones de canciones conocidas y, claro, cantaría más, como si hubieran doblado las canciones de Moulin Rouge, ¿no?

    Wizzy: pese a todo, creo que cada personaje tiene su cosilla y son "queribles" por alguien.

  5. si quieres, en youtube están los castings, bastante interesantes por cierto, cortitos, pero interesantes, verás que cantan ellos como dios manda XD

  6. Yo también estoy enganchado con GLEE, pero me da mucho miedo que vaya perdiendo poco a poco la acidez característica de los primeros episodios (como hemos visto en los últimos capítulos). QUIERO MÁS MALA LECHE

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -