Posted by : Dani López 28 octubre 2008

Lo comenté cuando vi el piloto y cuando vi el segundo episodio: 30 Rock no era original pero estaba entretenida y no mal hecha, eso sí, no me parecía todo lo divertida que podía ser y, además, me resultó muy blandita y normal.

Más de un año después, ante las buenas e insistentes críticas, las malas audiencias y los muchos premios, me decidí a ver el tercer episodio. No me pregunten porqué, la verdad, porque no sabría decirlo. Quizás estaba en un momento en el que echaba de menos ver alguna serie sobre la televisión (quizás, también, recordando mi amada Studio 60), pero algo que aún no hubiera visto. Quizás es que tenía pocas series para ver ese día (pffffff), o los subtítulos tardaban en salir o yo que sé, pero me decidí a verlo y, después del tercero, vino el cuarto, y ahora voy por el séptimo: sin prisa pero sin pausa.

Aún no me parece la serie genial de la que todos hablan, pero ahora sí veo dónde está el fuego. Para empezar, el tercer episodio es muy bueno, mucho mejor que los dos anteriores (el cuarto no es tan bueno pero sigue siendo mejor que los dos primeros), pero bastante: mucho más divertido, con mucho más ritmo, con mejores gags, con mejor uso de los personajes y, además, con póquer (eso, en mi caso, siempre es un punto a favor). Y, a partir de ahí, la cosa sí me ha enganchado más.

Es curioso este efecto, pero pasa en muchas series, quizás en demasiadas. Tengo mi teoría y no deja bien a los productores/guionistas (dependiendo del caso): se guardan las mejores cosas para cuando la serie coge ritmo, en vez de dar buenos giros nada más empezar para enganchar rápido. Esto pasa en series de humor, en dramas, en todo y, en mi opinión, demasiado. No deberíamos de hablar del curioso caso de los cuatro primeros episodios de 30 Rock, con dos episodios aprobados, los primeros, y uno sobre saliente y otro notable, los que siguen, deberíamos de hablar de lo buenos que son los pilotos y los que siguen. A mí me molesta mucho porque, normalmente, no tengo paciencia para ver series, y eso se debe a que veo muchas (ya lo sabéis) y no me gusta perder el tiempo. Me ocurrió con The Office, con la que estuve mucho tiempo en stand-by tras una mini primera temporada no genial. Después lo solventé y me puse con las maravillosas segunda y tercera temporadas: ahora es una de mis favoritas. Ya veremos qué pasa con 30 Rock pero, de momento, el parón no ha ido mal.

3 Comentarios.

  1. Alex_x says:

    Mi consejo es que sigas dándole una oportunidad, porque la serie va mejorando episodio por episodio y además la segunda temporada supera a la primera con creces.
    Y si no me equivoco esta semana se estrena la 3º temporada, asi que es buen momento para ponerse al día con ella.

  2. Wizzy says:

    a mi tambien me molan las series que tratan sobre los entresijos de la Tv. Studio 60 me encanto, lastima que no haya continuacion. Le dare una oportunidad a esta.

    con The office, vi la primera tempoarada y ya no me atrevi a ver mas.... no se no se

  3. Dani says:

    Alex_x: Apuntado queda y eso parece.

    Wizzy: The Office... es que me pasó igual a ti y después es absolutamente genial. Eso sí, si ves la 2ª temporada y ya la serie no te gusta, no puedo hacer nada por ti :P

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -