Posted by : Dani López 23 junio 2008

[...] acceder hoy en día a la cultura no oficial (siendo oficial los blockbusters, los programas líderes de audiencia, los best sellers, los superventas, los top algo, los superéxitos, lo más, lo de interés general y el Deporte) se esta haciendo muy chungo. Una misma peli se estrena en casi todas las salas impidiendo con ello, no sólo que se estrenen otras pelis y así tener una oferta variada que este de acuerdo con el mundo ideal en el que creemos que vivimos, sino también que podamos elegir que peli ver. Y así con todo. Telebasura, programas para jubilados y Deporte es la "variada" programación de los canales de tv españoles, etc.
Por eso creo que "el bajarse cosas de internet" cada vez es más habitual. Porque es el único modo de acceder a esa cultura no oficial y también, a la pretérita y la no rentable. Porque hay miles de pelis, libros y lo que sea, que nunca se reeditarán o se editarán porque a ninguna editorial o productora le parecen rentables. Así, la única forma de acceder a algunas cosas, e incluso para mantener, como se decía antes, la memoria viva, es obviar el catálogo de los agentes culturales de la oficialidad.
Nadie nunca señala este hecho cuando se pone hablar sobre la ilegalidad y la injusticia de las descargas (recuerdo, para que conste, que una peli la vi en un canal temático que pago todos los meses y la otra la fui a ver al cine pagando entrada) y me parece el argumento definitivo para defender estas prácticas. A cuántos libros, pelis, etc. no vamos acceder nunca si esperamos que los autores se pongan de acuerdo sobre sus derechos o los agentes culturales de la oficialidad decidan que lo van a sacar al mercado?
Exactamente, millones. Así que es lógico que mientras los canales oficiales se van empobreciendo y van siendo monopolizados temáticamente, la gente se busque lo que quiere disfrutar pasando de estos. Naturalmente hay muchos más factores en la ecuación, no podemos olvidarnos del "poderoso caballero don Dinero", pero esto es lo que me anima a mi a descargarme cosas. Yo prefiero ver una peli de Cine en un cine, yo prefiero leer un libro impreso, yo prefiero comprarme un dvd, pero si no puedo, por qué tengo que renunciar a lo quiero y consumir lo que no me interesa? Todavía no vivimos en una sociedad de zombis, todavía no todos estamos cortados todos por el mismo patrón, no todos flipamos con el fútbol, los reality, etc. Si precisamente el capitalismo defiende la variedad de oferta, por qué esta evolucionando hacía el monopolio, una única empresa y el empobrecimiento de la oferta? El tema de las descargas no es sólo una cuestión de dinero, si no también es un tema de defensa personal y de búsqueda de lo que uno quiere. [...]

La cita está sacada de un post de lord Pengallan que habla, además, sobre dos películas, una de ellas Alpha Dog, que he visto en 2 noches (no hay tiempo para más), y que ya os comentaré otro día, pero que me ha gustado bastante pese a no inventar la rueda ni nada semejante.

Yo quería comentar una cosa y es que, cuando se habla de bajarse cosas de internet, la cosa se centra mucho en el cine y la música, y yo contento pero, gracias a dios, no es lo único que podemos descargar de internet que en nuestro país y en otros muchos sitios es ignorado por completo: cómics, libros y, sí, series, muchas series (eso sin hablar de software y videojuegos).
Un ejemplo es que, aquí, en España, es casi imposible ver muchas series bien sino pagas por ellas y, aún así, muchas series nunca se llegan a emitir. Por ejemplo, a Cuatro le ha dado por renovar su catálogo de series últimamente comprando y comprando derechos, al igual que La Sexta. Lo malo es que, la mayoría, al igual que hacen éstos últimos, las emiten en horarios lamentables y, muchas veces, de forma aleatoria (aunque no tanto como los amigos de Antena 3), así que nos es mucho más cómodo descargarlas y verlas en versión original (lo cual, la mayoría de las veces es altamente recomendable) a veces más de un año antes de su estreno en cadenas abiertas y, encima, sin tener que trasnochar o programar el vídeo o grabador de DVD y sin tener que pasar anuncios.
Claro, las cadenas de tv ganan dinero con los anuncios y, claro, perderán dinero si la gente deja de ver sus programas y series pero, al contrario que en el caso del cine (el de la música es caso a parte porque muchos grupos ni han sentido la piratería, es más, les ha beneficiado porque ha aumentado su caché y sus ingresos por conciertos), nadie se ha quejado ni ha movido un dedo por este tema, es más, en muchos casos, las cadenas han colgado legalmente contenidos en la red y no he oído a nadie quejarse de que pierden dinero porque la gente se baje series de internet. ¿Por qué?
En primer lugar, supongo, porque no les afecta en absoluto, porque repercute muy poco en su economía o porque la descarga de series (a pesar de lo que podríamos pensar) aún no es un fenómeno comparable al de la descarga de películas. En segundo lugar... no sé, supongo que no hay más razones: hasta que no pierdan dinero de verdad con el tema, nadie lo sacará en sus noticias ni dirá que los que se bajan series son unos criminales equiparables a los narcotraficantes en vez de pensar creativamente en soluciones (y, quizás, lo están haciendo ya y por eso no se quejan).

Hace no tanto (unos 10 años, por ejemplo), todos pirateábamos cds y cintas con nuestros grabadores de doble pletina o reproductor de cd y cinta y nadie se quejaba. Para mí era tan común como el que alguien me dejara un libro y, después de leérmelo, se lo devolviera, pero en ese caso me quedaba el libro en casa. Nadie, que yo recuerde, claro, se quejaba entonces. Ahora se quejan porque es algo muy común porque, además, es algo muy sencillo: de un cd original, antes había 10 ó 20 cintas grabadas, ahora hay cientos de miles de carpetas con el mp3.
Pero, digo yo, ¿cuándo va a ser más fácil que ahora descargarse series de tv (ya sean americanas o las españolas que ponen cada día en nuestros amados canales nacionales)? No lo sé, pero estoy esperando ansioso a que empiece a ser un delito como el descargarse películas. Ya han empezado con que es delito hacer subtítulos para series y películas. No bajar las primeras, no, sólo hacer los subtítulos. Ahora sólo hay que esperar a que todo el mundo sepa tan bien el inglés que no necesite subtítulos para ver las cosas (yo ya he empezado y no me quejo demasiado), supongo que, entonces, tendrán que echarse encima de los que se descargan series, digo yo. Entonces empezará lo bueno.

Bueno, ya habéis visto que no es un post sesudo y razonado, no lo pretendía, simplemente quería hacer un par de reflexiones que me han pasado por la cabeza y escribirlas en 5 minutos. Es posible que tenga un montón de incoherencias o haya pasado cosas por alto, pero no voy a repasar el texto porque así es como me ha salido. Después, cuando alguien comente y me señales errores en mis locos razonamientos y teorías (que, en muchos casos, están bañados de ironía, lean bien), rectificaré alguna cosa, o no, quién sabe, puede que haya dicho exactamente lo que quería, y nada más.

3 Comentarios.

  1. Al margen de que esté deacuerdo o no... La ley española prohibe desde hace mucho tiempo los subtítulos de aficionados...

    Casciary lo explicaba muy bien en un articulo del cyberpais...

  2. Pedre says:

    Entiendo su postura, pero me suena más a una excusa que a un motivo para poder descargar sin problemas de conciencia. La distribución no es el problema en la mayoría de los casos (según el texto parece que estemos sometidos a una dictadura mainstream y nadie pueda escapar a ella cuando en realidad es muy sencillo) y aunque todos estamos de acuerdo en que hay que diferenciar entre mercado y cultura, también es verdad que, al menos en mi caso, algo chirría cuando lo único que tengo que hacer es buscar y coger un .torrent y ejecutarlo.
    Lo complicado es encontrar un término medio en todo este asunto, porque todas las soluciones que he visto hasta ahora son puras estupideces y SIEMPRE peor el remeddo que la enfermedad.

  3. Dani says:

    Christian: Sí, por desgracia, es cierto. Un buen artículo aquel de Casciari.

    Pedre: desde luego, falla pero lo malo es que creo que no por donde los que tienen el poder de decidir creen y por eso el tema funciona mal. De todos modos, tienes mucha razón.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -