Posted by : Dani López 17 junio 2007

El Caso Slevin - 3,5/5
Esta es una de esas películas con trampilla pero, la verdad, es que no se puede uno quejar: entretenida a más no poder y pasa volando. El principio de la película es frenético, no hay ni un sólo momento de descanso ni de respiro, y ni falta que hace, la verdad. ¿Cuál es el problema? El problema es que se dedica muchísimo tiempo a explicar el truquillo de la trama al final de la misma, haciendo explicaciones minuciosas innecesarias y dando detalles que ya nos suponemos, por lo que deja la sensación de que habría sido genial si hubiera dejado en el aire algunas explicaciones y hubiera extendido la trama y acortado las explicaciones. El otro problema que tiene es que los actores no dicen nada. No lo hacen mal, no me malinterpretéis, pero no dicen nada, no transmiten, y es una pena porque hay grandes actores en el reparto. De todos modos, una película muy recomendada para un rato entretenido y de consumo fácil que no dejará dudas ni demasiados comentarios una vez terminada.

Guía del Autoestopista Galáctico - 3/5
Uno de los libros más frikis de la historia genera una película que se arrodilla ante sus hojas y las besa, pero que no cala hondo en ningún corazón ni en ningún cerebro y, por desgracia, se vuelve de lo más convencional y previsible cuando lo absurdo y lo imprevisible era su sello durante todo el metraje. En esos momentos, la película es divertida y original y nos deja muy buenos momentos de ciencia ficción entretenida y bien hecha pero que adolece de grandes efectos especiales, lo cual no es que sea un problema, la verdad, porque los usa y administra sabiamente cuando hacen falta y no se echan demasiado de menos. Una película que todo amante de las toallas tiene que ver y que resulta entretenida, fácil y no muy larga, por lo que no está nada mal para un rato. Eso sí, su tramo final resulta extrañamente convencional y deja algo frío al espectador, que no volverá a hablar de ella muchas veces en su vida.

Jakie Brown - 4,5/5
La gran película olvidada de Quentin Tarantino, probablemente porque carece de algunas de sus señas de identidad, pero sigue siendo Tarantino, y como tal sigue teniendo todos y cada uno de sus ticks y de sus virtudes y defectos. Eso sí, todo hay que decirlo, no es un guión original suyo, ya que está basado en un libro de Elmore Leonard. Aún así, tiene un desarrollo estupendo, muchos personajes geniales, actores en estado de gracia (y, como no, algún actor olvidado recuperado para la ocasión, como, por ejemplo, Pam Grier) y algunas escenas para no olvidar que se entremezclan ante los ojos del espectador aderezadas con diálogos marca de la casa. Lo peor de la película, quizás lo único malo, es la duración o, quizás, que el final se alarga demasiado, algo perdonable si uno ha disfrutado, como es el caso, del resto de la película (y lo digo con conocimiento de causa, que ya era la 3ª vez que la veía).

2 Comentarios.

  1. Peter Parker says:

    La Guía... me gustó mucho, aunque claro, si la comparas con el libro, pierde muchiiisimo, sobre todo por las variaciones innecesarias que se hacen respecto al original y alguna escena sin gracia alguna (las de John Malkovich, por ejemplo).

  2. Dani says:

    Yo no he leído el libro, pero es curioso que las escenas que nombras incluso a mí me parecieron de relleno y si encima lo son...

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -