Posted by : Dani López 17 noviembre 2010

A todo el mundo le ha ocurrido en más de una ocasión eso de encontrarse caminando contracorriente, opinando de forma diferente a la mayoría, en un momento u otro. Hay gente que realmente hace de su corriente de opinión el que ésta vaya en contra de las demás. Hay otras veces en las que nuestra propia opinión se ve modificada si hemos conocido una cantidad suficiente de opiniones sobre algo antes de exponer la nuestra. En otras ocasiones, simplemente, vemos algo, nos gusta (o no) y después descubrimos que la mayor parte de la gente (la unanimidad no existe y, gracias a los tiempos en que vivimos, es más fácil encontrar opiniones de todo tipo para cualquier producto o espectáculo) no piensa como nosotros. Algunos ven esto como una oportunidad de llevar la contraria, otros como una oportunidad para reafirmar su pensamiento libre no siempre atado a las tendencias, otros se lo toman en el sentido opuesto y terminan por pensar que algo malo tienen que tener, algo deben haber visto mal o no entendido, al no terminar opinando como la mayor parte de la gente.


Sea cual sea el caso, lo que está claro es que es sencillo encontrar alguna cosa en la que nos sentimos opinando al contrario que la mayoría (de opiniones que conocemos), ya sea hablando sobre una película, un libro, un videojuego, una serie, un cómic, una obra de teatro, un debate político (en este caso, "por suerte", siempre suele haber dos grandes bandos diferenciados, así que siempre es posible meterte en un sitio u otro… o no, porque a veces ni una cosa ni la otra), un acontecimiento, una noticia, un sentimiento, una estética… Por supuesto, yo siempre he pensado que lo mejor que se puede hacer es intentar no verse influido por las opiniones de los demás y, simple y llanamente, opinar lo que a cada uno le salga en cada momento, ya que hoy en día todos tenemos facilidad para hacerlo. Por cierto que, en relación a esto último, ¿las opiniones de todos valen lo mismo aunque no sean expertos en la materia?

En mi opinión (y no soy un experto en nada :P), sí: todas las opiniones son válidas, igual de válidas, en un principio. Después, es cosa de cada uno elegir las opiniones de quién nos parecen más válidas para nuestro caso particular, más útiles. Vamos, que lo mismo me vale la opinión de un crítico de cine profesional que la de un tipo que escribe una crítica en Internet, lo que hay que hacer es elegir a los críticos y a los tipos según los resultados que nos han dado: si cada vez que vamos a ver la película que nos recomienda un afamado profesional, salimos amargados, pero cada vez que vamos al cine apoyándonos en lo que ha escrito Fulanito, lo pasamos en grande, ¿realmente la opinión del crítico es más válida? Quizá a nivel técnico y académico, el comentario sobre una película hecho por un reputado crítico de cine, que ha visto más películas de las que se han hecho y ha escrito más libros y artículos de los que ha leído (lo siento, pero sí, pretendía ser un poco tocapelotas), sea más válido que el de una persona cualquiera, informático, administrativo, técnico, panadero, que simplemente escribe para dejar constancia de su opinión porque le apetece pero, me pregunto, ¿acaso es más relevante para nosotros? Pues no tiene porqué.

Así que:

1. Expresad vuestras opiniones, llevad la contraria (pero no porque sí o siendo faltones, porque ya hay mucha gente que pasa de ese tipo de comentarios) o no, simplemente, decid y escribid lo que a vosotros os parezca, lo que vosotros sintáis e intentad, siempre que sea posible (una cosa que no están buena del mundo 2.0 actual), no veros influidos por las opiniones de otros.

2. Elegid qué reseñas, críticas y comentarios escucháis o leéis y, a parte, elegid cuáles son las que se adaptan más a vuestros gustos, para poder tener "críticos de confianza" y recomendaciones que realmente nos lleven a disfrutar. Por supuesto, también está muy bien leer opiniones con las que normalmente no estéis nada de acuerdo, de hecho, yo lo recomiendo mucho, porque es muy enriquecedor aunque, incluso entre las que no van con nuestros gustos y “creencias”, los hay más interesantes y mucho menos interesantes. Personalmente he aprendido muchas cosas de gente que sabe muchísimo pero que suele opinar, muchas veces, lo opuesto que yo (por ejemplo, cuando hacen apuntes históricos y teóricos, que siempre está bien aprender cosas nuevas). Incluso, he llegado a ver películas y series recomendadas por gente con la que raramente estoy de acuerdo y las he disfrutado.


3. Entonces, ¿cómo hago para cumplir las dos recomendaciones que me acabas de hacer, pedazo de imbécil? Sí, ¿no te das cuenta de que es muy difícil expresar tu opinión sin ser influido por la de los demás y, al mismo tiempo, guiarse por opiniones de los demás para ver unas cosas u otras? ¿Qué hago, opino sin conocer otras opiniones para no contaminarme o intento acceder a muchas opiniones y termino quedándome, para seguir las recomendaciones, con las que suelen acercarse a mis gustos?

4. Eh, a mí no me insultes. Yo simplemente comentaba qué es lo que me parece más sano en cada conducta, pero una cosa no termina excluyendo a la otra por completo. Puedes ser una persona que ve cine y lee libros sin leer las opiniones de nadie, sólo por la portada y/o basándote en tu conocimiento personal (tal autor me suele gustar, etc.), y después leer otras opiniones cuando ya tienes clara la tuya, y enriquecerla. En el otro extremo, puedes pasar de expresar tus opiniones o incluso de intentar reflexionar sobre tus experiencias de forma personal y simplemente leer y leer críticas hasta tener claro quiénes te suelen llevar al disfrute. O, simplemente puedes ser un ser humano normal y corriente y hacer de todo: ver cosas sin conocer otras opiniones, ver otras conociendo varias opiniones y después intentar dar la tuya sin que te influyan demasiado… O, más simplemente, puedes pasar de todo esto que te estoy contando. Ahora bien, si es así, os aconsejo que reflexionéis sobre por qué os gustan unas cosas u otras y que os forméis una opinión con cierto sentido y razonamiento, aunque sea internamente y aunque no lo reconozcáis ante nadie, porque "eso es de mariquitas".

En fin, al final he hablado sobre crítica y criterio, cosas que ni estoy acostumbrado ni acreditado para tocar en este blog, en un post que alguno igual ve como si intentara enseñar a los pobres incultos desde mi pedestal, pero lo cierto es que cualquiera que me conozca sabe que no es así. En este caso, de hecho, tampoco iba a ser así, porque iba a hacer un post sobre ciertas cosas en las que siento que mi opinión choca con la de los demás pero me he liado, cosas que tengo tendencia a hacer. Bueno, supongo que podemos pensar en esta entrada, pues, como una introducción a ese post futuro (me niego a ponerme fechas tal y como soy) que, espero, disfrutemos comentando.

P.D.: para quien no quiera entender el sentido de "eso es de mariquitas", siento si les he ofendido, pero porque soy un blando.

6 Comentarios.

  1. Gran post. Ala que poco criterio tengo que soy un lame culos! jajaja es coña.

    Siempre me han gustado este tipo de reflexiones aunque algunos ya presupongan que todo el mundo tiene criterio propio cuando no es así, muchos se guían por criticas de algún gilipollas con gafas de pasta y aires de intelectual.

    No negare que me ha pasado eso de "huy he leído en X sitio que esta peli es una mierda, pos no creo que vaya a verla" y luego acabar descubriendo que he hecho el gilipollas, pero bueno, hay gente más influenciable que otros pero a base de palos se aprende a tener criterio propio.

    Y como siempre digo, para gustos colores y es que hace poco hice una reseña en mi blog de la peli "Persepolis" y hay cierto cabrón extraño a quien le parece un coñazo mientras que a mi me gusta más cada vez que la veo.

    Ah y no te cortes en tu blog, que pa eso es tuyo, cualquiera que se ofenda por la frase "eso es de mariquitas" es un mariquita xD.

  2. Yo normalmente suelo leer críticas una vez ya he visto la serie, la película, o he leído el libro, etc, etc, etc. Prefiero usar recomendaciones sin demasiada opinión (en plan "échale un vistazo a esto"), no por nada, es simplemente que me cuesta interesarme demasiado por una crítica cuando no sé realmente de qué está hablando exactamente y lo que opino sobre ello xD. Son rarezas mías, pero la cosa es que eso mismo hace que me lo pase pipa después leyendo críticas, sobre todo si luego puedo comentar ;).

  3. AsVHEn says:

    Las opiniones valen las de todos lo mismo, esto es, nada. Ahora, a la hora de discutir sobre un tema, la opinión de un experto reconocido es utilizable como argumento, mientras que la de otra persona sigue siendo sólo una opinión que no vale nada.
    En el caso de que alguien trabaje como crítico de cine no quiere decir que sea un experto, así como alguien que no tenga relación profesional con el cine pueda ser un experto reconocido :).

  4. Off topic

    Como aquí
    http://freakscity.tumblr.com/post/1551561110/orgullofriki-sacad-la-lengua-y-decid#disqus_thread
    no sabía cómo incluir el comentario, lo dejo aquí.
    Y es que la chavalita me parece que no es otra que Brooke Shields en sus años mozos (muy mozos).
    Alguien lo tenía que decir.

  5. Dani says:

    Goku: ese cabrón extraño tiene sus gustos propios... y extraños, para mi gusto :P

    Mina: ésa es otra, leer una crítica o una reseña de algo que no conoces que, depende del enfoque de la misma, puede ser poco productivo y confuso.

    AsVHEn: entonces estamos de acuerdo, valen todas igual :P. Y ya, obviamente cualquiera que trabaja en algo, lo que sea, no es un experto en ello siempre, claro, pero siempre tiendo a pensar que algo tienen que saber más que alguien que no. Y los críticos de cine no siempre serán expertos en cine, pero tienen que ver mucho, así que algo aprenderán o acumularán en su cabeza.

    ContieneSpoilers: ¿Sí? Pues gracias, porque andábamos pensando en quién era y la conocía pero no estaba seguro de quién era. Y, sí, años mozos, desde luego :P

  6. Antò says:

    Para este tipo de discusiones siempre recuerdo la vieja broma de ¿Gomaespuma?: "yo sí que tengo un problema, que soy crítico de cine y me gustan las mismas películas que a todo el mundo". Pues eso. Coincido contigo en que todo el mundo tiene una opinión y es igual de respetable, pero no hay que olvidar que nuestra opinión se va formando conforme vamos viendo o leyendo más y más. Lo que hace 10 años nos parecía genial, hoy no tiene por qué. Ejemplo de ayer mismi, volví a ver Trainspotting. Cuando la vi en su momento, no sé si porque estaba leyendo a Camus o porque quería impresionar a alguien, me posicioné en contra de esa película. No me gustó nada y dije tajantemente que era una mierda. Ayer la vi, sin prisa, sin presión, y me gustó, me acordé de la música que es genial, vi la ironía que se desprendía en cada uno de los diálogos. Me gustó. Pero es que la cantidad de cosas que he hecho en este decenio me han permitido entenderla de manera distinta, apreciando cosas que quizás antes no podía. Por ese motivo, creo que un crítico de cine puede tener una opinión más coherente y acertada. Pero no hay que olvidar que es una opinión. Estoy de acuerdo con que tienes que saber a quién seguir: en el Tumblr, en los críticos y en la vida en general. Una cosa que hago todos los santos días, es escuchar la radio, soy un gran radiófilo. Desde hace muchos años suelo escuchar las radios (y leer los periódicos) que no son afines a mis ideas políticas o sociales. Necesito escuchar otras opiniones para poder comprobar que la mía sigue estando vigente. También conozco el caso de un amigo, que se llama Dani, NOoooooooo es broma, bueno pues este chico tiene un criterio formado siempre del cine y la literatura. Juzga todo por su sinopsis y me dice siempre que él no se equivoca porque sabe donde leer. Sólo lee aquello que coincide con sus primeras impresiones, y lo lleva a rajatabla. Aparte tiene un verbo muy fluido y gran poder de argumentación, con lo que intenta convencerte. Nuestras conversaciones suelen acabar con un vetealamierda, andacagarporahí ... pero realmente me gusta hablar con él porque no solemos coincidir y es siempre saludable el enfrentarse con espíritu crítico a las cosas. Por otro lado, yo siempre me siento un poco culpable de criticar (de forma no constructiva) algo que yo no soy capaz de hacer, con lo que intento siempre ver los aspectos positivos.
    Hace tiempo que intento no decir en mis críticas (escritas o no) como sentencias, es decir, siempre intento ver que es mi punto de vista del que estamos hablando. Lo intento justificar, pero no adoctrinar. Hala, saludos críticos.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -