Posted by : Dani López 06 octubre 2010

[No hay spoilers pero los que no vieran, por lo menos, empezar la temporada, no sabrán de qué coño estoy hablando la mitad del tiempo.] Ya os hablé el otro día del retorno de House M.D. a las pantallas norteamericanas (en España se empezará a emitir en v.o. el 10 de Octubre y el 26 en la versión doblada, en ambos casos en FOX [no sé en Cuatro]). Siempre he sido muy fan de la serie. Cuando la gente decía es lo mismo de siempre y cosas así, yo siempre veía algo más y siempre disfrutaba en mayor o menor medida. Aún así, tengo que decir que los primeros episodios de temporada suelen gustarme mucho pero siempre me parece que hay bajón de calidad rápidamente y un intento por ignorar lo que ha acontecido.


Para mi sorpresa, el año que más sencillo era hacer éso, éste, no tengo la sensación de que tengan prisa por hacerlo. Parece algo muy extendido que la actual situación de House no durará mucho, que no es su estado normal, que en 3 ó 4 capítulos se acabó el asunto... Pues yo no sólo digo "no, no quiero", sino también, "no, no creo". Sé que es más que probable que termine siendo así, pero no veo necesidad (y también sé que esta frase contradice lo último que he dicho, pero sigan leyendo). En los tres primeros episodios nos han dado, en mi opinión, una lección de cómo cambiar las cosas y mantener al mismo tiempo todo lo que hace a la serie especial. Sí, House siempre va a tener ciertos rasgos en su personalidad, una acidez, una necesidad de analizar, una fuerza interior que intenta sabotear su felicidad... pero en estos primeros episodios han explorado de forma realista (entiendan el término como "dentro de la coherencia de la serie") la nueva situación del protagonista sin que se perdiera nada de la diversión que asociamos a sus salidas de tono. De hecho, me he divertido más con estos primeros tres episodios que con otros muchos de temporadas anteriores. Y no sólo me he divertido: he disfrutado de la serie otra vez al máximo. Cuando decía que yo pensaba "no, no creo", me refiero a que esta vez tengo la sensación de que van a sacarle de verdad todo jugo posible a la historia, explorando cambios y situaciones nuevas, haciendo que las cosas que pasan, importen. Éso no quiere decir que se no acabe terminando (de un modo u otro: muertes, revelaciones, encontronazos, despertares a la realidad o lo que sea), porque tengo la sensación de que en la cadena tienen la percepción de que los fans de la serie no quieren que ésto continúe, porque tengo la sensación de que los guionistas no creen que realmente sea sostenible y porque tengo la sensación de que es cierto que hay mucha gente que no soporta ciertas situaciones. Personalmente diría un fuck muy grande a todo lo anterior y me tiraría a la piscina, probablemente para terminar la serie de una forma grandiosa este año y con algo distinto y a la vez igual. Incluso estaría de acuerdo en terminar con lo que estamos viendo ahora que pasa en la vida del protagonista, si es por algo que merece la pena, por algo potente.


De todos modos, y para no extenderme más, os resumo: me parece que la serie ha vuelto en plena forma y que, después de tres episodios, estoy muy contento con que estén afrontando las consecuencias de sus giros argumentales en vez de resolverlos y pasar de ellos en mayor o menor medida; creo que la situación tiene los capítulos contados (y espero equivocarme), pero yo la exploraría con profundidad porque ha demostrado que no le quita nada a la serie, sólo le da.

4 Comentarios.

  1. Pues a mi House me encanta y te diré más. En Fox suelen poner temporadas anteriores de House y no controlo muy bien el punto de la historia, pero aún así me veo siempre el episodio. Porque House tiene algo, un no sé qué un qué sé yo que te mantiene pegado a la pantalla aunque hayas visto el episodio por tres veces ya. No he visto aún la séptima temporada, pero me pongo a ello.

  2. lola says:

    Me parece que nos quieren mostrar q los cambios en House son forzados y nos preparemos porque esto no dura mucho. Para mí Cuddy queda embarazada de otro

  3. Akane says:

    Yo estoy contigo: House es de mis series favoritas, y, pese a algún que otro bajón, siempre me hace pasar un buen rato. Las críticas que siempre se le hacen me dan igual.

    Realmente la temporada ha empezado muy bien, con buenos momentos, situaciones divertidas y novedosas para los personajes, pero manteniendo su coherencia. Y es que no sé por qué House tiene que ser un amargado para mantener su esencia; su "hijoputismo" le define, pero en el fondo es buena gente y tiene su corazoncito, como ha quedado claro más de una vez. Su adicción a la Vicodina le hacían hundirse en su propia miseria, pero una vez superado eso (por el momento) puede seguir dándonos buenas raciones de House y seguir siendo interesante y divertido.

    Seguro que tienes razón y todo cambiará pronto, pero ojalá no sea así... sería una lástima, creo que podría dar mucho juego aún,

  4. Dani says:

    Anto: a mí me gusta mucho. De vez en cuando revisiono episodios que me gustan mucho como el genial "Three Stories", de la primera temporada.

    Lola: XDD ¿Tú crees? Espero que no sea así.

    Akane: muy de acuerdo. Él es como es, no importa si feliz, triste o drogado. Incluso es más divertido feliz :P

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -