Posted by : Dani López 13 junio 2010

Me voy a quedar a gusto. Para mí, no ha habido ningún episodio malo en la temporada pero, en general, la sensación que me está quedando episodio a episodio, es la misma que tenía en los primeros episodios: aquí falta algo. El nuevo Doctor me gusta. Es muy diferente al anterior, es más dinámico, descontrolado, errático, impaciente, mandón, despreocupado, chulo e impredecible, pero cuando brilla es en los momentos más cercanos, que son muy escasos. Su compañera me encanta. Amy es genial y da la sensación de que no le sacan todo el jugo posible aunque estén haciendo un gran trabajo con ella (dicho éso, simplemente es porque me gusta mucho, no porque haya una necesidad real de más tiempo en pantalla para ella). En el episodio de hoy, está en las trincheras y éso es una pena, porque creo que ilumina cada escena en la que está y, el final, es muy potente, pero el resto del episodio aparece muy poco, demasiado poco. Los diálogos suelen ser chispeantes, interesantes y entretenidos, pero los argumentos no están lo resultando tanto en general pese a buenas ideas, escenas y momentos: los enemigos no siempre son los mejores posibles, actúan de la forma esperada o son, ni tan si quiera, relevantes, los secundarios son bastante flojos en general y el desarrollo no siempre avanza suave o inteligentemente. Y, con todo, tengo una poderosa sensación, desde el primer y brillante episodio, de que el final va a ser genial porque van a coger todos los detalles y acontecimientos de la temporada y los van a hacer colisionar a lo grande. En ése sentido, es como si toda la temporada fuera un gran episodio muy bueno (muy) diluido, pero claro, aún nos quedan dos episodios para ver si ésto es así o no.


Esta semana, hemos tenido The Lodger, un episodio atípico que podía haber tenido un resultado interesante pero, si bien no me aburrió en ningún momento, me ha parecido algo normalito que no me ha llegado nada. Lo mejor ha podido ser ver al Doctor intentando actuar como una persona y no siempre consiguiéndolo. Ésta es una idea que me gusta porque muy a menudo es un personaje al que se ha visto como lo que no es, humano, y en el episodio ha demostrado que en los detalles es donde se ve que es de otro planeta. Por lo demás, no sé, quitando el final que me ha gustado (el final final), el resto me ha parecido algo que podría haber sido de otra serie, algo que no estaba mal, pero que no terminaba de dar la talla para una serie como ésta. La pareja "protagonista" del episodio supongo que estaba ahí para ser encantadora y que el espectador se preocupara por lo que les pasaba, pero personalmente no me han llegado nada de nada, me ha dado igual. Y el malo era una idea interesante, pero para nada amenazador y, casi, importante en el desarrollo. Repito que no diría que sea malo, pero dentro de la serie aprueba y punto: ha habido otras aproximaciones a argumentos en los que el Doctor y su acompañante perdían algo de protagonismo mucho, muchísimo mejores. Sin ir más lejos, Blink. Pero aquí el Doctor ha tenido mucho protagonismo para que el episodio fuera por ahí y demasiado poco (añadiendo la casi ausencia de su compañera) como para que fuera algo más suyo. En conclusión: no me ha convencido del todo y no hace sino llevarme a que, por ahora (aunque con la esperanza bastante poderosa que he comentado antes), la temporada esté siendo bastante inferior a las tres anteriores.

2 Comentarios.

  1. Alex says:

    Estoy bastante en desacuerdo con que la temporada es inferior a las otras, pero como Doctor Who es la niña de mis ojos tampoco me haga mucho caso sobre esa opinión.

    Lo que si estoy desarrollando es una teoría sobre las diferencias entre los estilos de Moffat y Russel T. Davies que supongo que explica porque esa desazón con la serie como la que comentas. Básicamente se trata de que venimos de una etapa en el que todo era desatado, pasional y frenético y ahora todo es más cerebral, pausado y con un Doctor más vulnerable, más imperfecto.

    A ver si me pongo a escribir de ello esta noche y me explico y desarrollo mejor.

  2. Dani says:

    No sé si termino de ver algo de lo que dices, pero lo cierto es que algo sigue teniendo la serie que me hace verla siempre con ganas y que ninguna me aporta. El Doctor desde luego, tienes razón, es más imperfecto y vulnerable. A mí me gusta. La parte que veo inferior es en los argumentos o su capacidad de apasionarme, pero como digo espero un gran final (igual es malo hacerlo, pero bueno). Pero, de todos modos, el Doctor es ahora más desatado, pasional y frenético que en la etapa de Davies, ¿no? Supongo que te refieres a lo demás. Yo espero que todos los detalles se unan y nos quede una gran sabor de boca, pero en general, aunque la estoy disfrutando, esta temporada me está gustando menos, no puedo evitarlo.

    Espero leer tu post y que te expliques con más profundidad. Un abrazo.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -