Posted by : Unknown 25 junio 2009

This Is Spinal Tap - 1984 - 4,5/5
Dirección: Rob Reiner.
Guión: Christopher Guest, Michael McKean, Harry Shearer y Rob Reiner.

Esta película es un mockumentary completamente imprescindible desde mi punto de vista, una obra maestra del humor que se anticipó a cosas que están triunfando ahora y que antes parecían algo mucho más incomprendido, como el humor de The Office. Cualquier fan de la serie debería ver This is Spinal Tap pero, si además ese "cualquier" es un fan de la música, está de doble enhorabuena, porque va a disfrutar mucho más.

Aquí estamos ante un falso documental sobre una banda de heavy metal falsa que parodia, a lo largo de su metraje, muchos elementos clásicos de la historia de la música así como muchas actitudes y temas (letras, simbolismo, melodías...) del metal y de los músicos en general, especialmente de los que ya están un poco de capa caída, en mútiples ocasiones. Ideado por sus protagonistas, los humoristas y actores Christopher Guest, Michael McKean, Harry Shearer y el director Rob Reiner que aquí interpreta el adecuado papel del ficticio director/entrevistador Marty DiBergi, quien tiene la labor de realizar un buen rockumentary sobre Spinal Tap, una banda de heavy metal (aunque antes había pasado por otros géneros) muy famosa. Por supuesto, Spinal Tap es una banda ficticia pero, no se equivoquen, porque sus canciones son muy pegadizas y con algunos detalles geniales y donde entran más en la parodia, quizás, sea en las letras. De todos modos, los humoristas que interpretan a los tres miembros principales de la banda también son compositores de las canciones y tocan los instrumentos (de hecho, hay 3 discos que se pueden comprar, uno acaba de salir, y han tocado en bastantes ocasiones en directo, la última vez que yo los vi, en el show de Conan). A donde quiero ir a parar es que, pese a que todo lo que se cuenta es falso, tiene lo suficiente real para que la parodia tenga fuerza, y mucha.

Todo el humor de la película, desde mi punto de vista, se basa en ése que tan conocido y familiar nos es hoy en día (quizás en parte sea por éso por lo que la película creo que gustará más ahora que hace 25 años) y que se basa en la vergüenza, en los silencios incómodos, en las miradas, en detalles, en el ridículo, en situaciones y conversaciones carentes de sentido que se integran con normalidad... Obviamente, ahora estamos más hechos para apreciarlo, en mi opinión.

A todos los niveles (excepto uno, que luego comentamos), la película triunfa, tanto en hacer que parezca un documental de verdad como en hacer que lo que ocurre nos parezca que ha podido suceder a pesar de lo ridículo o delirante que pueda ser, con un gran trabajo de dirección pero también de los actores que se meten muy bien en sus papeles (americanos interpretando a ingleses, por cierto) y le dan a todo el suficiente toque de patetismo necesario. Sin embargo, hay un pequeño manchón, aunque depende de cómo se mire, en el final, que puede no ser lo esperado para una película de este género y que, aunque contiene un detalle colosal, sigue siendo demasiado dulce (eso sí: en cierto modo, da gustico).
En cualquier caso, los que no la hayan visto y crean que les puede gustar (creo que ha quedado claro a quién le va a gustar) e, incluso, a quienes no estén seguros, les aconsejo su visión, que será en v.o. con subtítulos que encontrarán con facilidad y que, en general, son bastante buenos.

P.D.: Por cierto que el grupo como tal apareció por primera vez en 1979, en un sketch de un piloto de un programa de humor para la ABC llamado The T.V. Show, y que escribieron los mismos que esta pequeña obra maestra del humor.

4 Comentarios.

  1. Kratos says:

    Pues encajo en el perfil, me encanta The Office y soy un gran apasionado de la buena música, ya la estoy buscando en google.

  2. Anónimo says:

    Mi escena favorita es aquella en la que repasan las distintas muertes de sus baterias. La mejor (parodiando la muerte de un famoso cantante): murió ahogado en vómito, pero no en su propio vómito.
    Genial, todo el mundo debería disfrutar de esta maravilla.

  3. Speedy says:

    No la conocía, aunque me suena de un capítulo de los Simpsons, ¿puede ser?.

    Ya la he puesto a bajar en la mula, gracias por la recomendación.

  4. Speedy, claro! Bart y Milhouse son fans, van a un concierto y todo :)

    A mí me encantan las etapas por las que pasan antes de ser heavies ("Cups and Cakes" me sale cada vez que veo cosas muy "british" xD)... pero las canciones son lo mejor, se te pegan cosa mala.

    Muy buena recomendación, Dani :)

    Saludos!

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -