Posted by : Dani López 16 marzo 2009

Escena: Acompaño a mi novia a una papelería para ver si le fotocopian un libro que ha sacado de la biblioteca de la universidad porque no se puede encontrar en ningún sitio, no se puede comprar.

- Perdone, ¿para fotocopiar este libro?
- Uhhh, libros enteros no, que se han puesto muy serios con éso del copyright.
- ¿Y una mitad primero y después la otra?
- Vale. Mañana a esta hora vienes a por ello.

Con lo mal que empezaba la cosa y lo fácil que ha cambiado :P

A raíz de ésto, me pregunto, ¿a quién perjudicas fotocopiando un libro que no se puede comprar en ningún sitio? Sé que el copyright no se trata de éso, pero es que el único que pierde en esta situación en concreto es el que se gasta el dinero en las fotocopias (y gana el producto, claro, así que no es que pierda), porque el libro no se puede adquirir en de ningún modo y la biblioteca no pierde nada, que yo sepa o se me ocurra ahora. ¿Qué opináis?

7 Comentarios.

  1. A nadie (si acaso, a algún vendedor de segunda mano). Lo que pasa es que como el mandamiento dice "No fotocopiarás completo libro alguno", aplica para todos. Es lo que pasa cuando se generaliza.

  2. Sunne says:

    POr eso yo grabo las temporadas partidas XD

  3. Yo quería una fotocopia de una ilustración que salía en un libro y tampoco XD

  4. De cualquier forma, según la ley de propiedad intelectual, las fotocopiadoras pagan un canon anual, según la cantidad de fotocopias que sena capaz de hacer por minuto, y creo (esto último no estoy seguro), que los folios también pagan canon. Así que fotocopies o compres siempre ganan.

  5. Yo opino que son unos hdp, porque plata tienen y aún quieren más y nos joden por eso.

  6. Mao says:

    En la que era mi facultad (terminé la carrera hace mas de dos cursos ya, pero parece que fue ayer), el máximo era el 10%. Entonces tenías varias alternativas: Ir con varios y sacar el libro en 1-3 días. Ir solo y sacarlo en alguno más (podías ir varias veces al día).

    Y lo de las fotocopias para muchos manuales era obligatorio. Muchísimos manuales buenos eran imposibles de comprar y encima había muy pocas copias en la biblioteca. Incluso había profesores que estaban obligados a tener manuales descatalogados fotocopiados.

    También estaba el lado contratio: había un catedrático que había escrito varios libros. Uno de ellos era un best seller de la materia. Pues bien, hacía lo siguiente, y vais a flipar: permitía usar SU manual en los exámenes como herramienta de apoyo. Con ello se aseguraba incrementar las ventas un porrón. Y no hace falta que diga lo que le pasaba si alguien iba con el manual fotocapiado. Exacto: A mirar a Cuenca. Te la metía pero fijo.

  7. Dani says:

    Ya veo que no soy el único extrañado.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -