Posted by : Dani López 17 diciembre 2007

La huelga de guionistas está trayéndonos semanas de sequía, vacías, casi sin novedades, y los que tenemos un cierto aprecio por el formato "serie", tenemos que buscar nuevas series que ver, series que habíamos dicho que no veríamos o series que no nos llamaron la atención en un principio.

Pues bien, esta situación me ha lleva a mí a entrar a Pushing Daisies, una serie que, en los U.S.A. está teniendo mucho éxito y reconocimiento por su originalidad en la propuesta y desarrollo. Bien, como os he dicho muchas veces últimamente, ha llegado el momento de que os diga qué pienso de esta serie.

Pushing Daisies es una serie cuyo argumento no es complicado de exponer: Ned (Lee Pace) descubre desde pequeño que es capaz de resucitar cualquier ser vivo muerto con sólo tocarlo. Pero, además, descubre los contras de este poder de formas algo trágicas. Dichos "peros" son que si deja que una cosa resucite durante más de 1 minuto, otra cosa tiene que morir en su lugar, y que si vuelve a tocar algo que ha resucitado, muere para siempre. Ned se convierte en pastelero y, cuando un investigador privado (Chi McBride) averigua su don, se asocian para resolver crímenes con la ventaja de poder interrogar a los cadáveres durante 1 minuto (aunque no siempre serán de mucha utilidad). El problema surge cuando uno de los asesinados resulta ser su amor de juventud (Chuck, Anna Friel), al que hace años que no ve, y al que deja vivir de nuevo (alguien muere en su lugar, claro). Ahora, intenta vivir su amor y recuperar el tiempo perdido mientras resuelven los casos de cada semana, sabiendo que no pueden ni rozarse o Chuck morirá.

Hasta aquí, poco hay que objetar, ya que el punto de partida es bastante original y, pese a que la serie está continuamente rodeada por la muerte, lo que predomina es un aroma de optimismo y belleza "burtoniana" mezclada con Amélie, además del utópico y exagerado amor platónico de los protagonistas.

Ahora, veamos cuáles son las señas de identidad formales de la serie, una vez que tenemos en mente de qué va:
- Un narrador omnisciente, omnipresente y ultrapreciso, nos cuenta cuanto vemos y pensamientos de los personajes que aparecen en la historia, así como sus secretos y pasados, siempre de forma muy poética y, en muchas ocasiones, hasta en verso.
- Los diálogos son rápidos y recargados. Largas frases (a veces parrafadas) vuelan de la boca al oído de los personajes que se dan rápidas réplicas a varias bandas y, desde luego, no usando la ley del mínimo esfuerzo.
- Los decorados están impregnados de magia y de irrealidad, además de efectos especiales muchas veces exagerados que, la verdad, pegan muy bien con todo el ambiente de la serie.

Llegados a este punto ¿qué tal está la serie? ¿Me ha gustado? Pues llegados a este punto (después de haber visto 6 episodios, de 9 emitidos, creo que más que suficiente), es complicado emitir un juicio sobre ella porque, sin duda, provoca muchos sentimientos encontrados:
- Por un lado, su originalidad y ansia de diferenciarse en todo de las propuestas actuales, especialmente en su desaforado optimismo en su defensa del amor platónico (cosa que no es que abunde actualmente en la tv), hacen de la serie algo especial y lleno de magia y de surrealismo que merece la pena echar un vistazo.
- Por otro lado, sus diálogos recargados, el narrador que narra hasta lo obvio y precisamente ese aura de bondad tienen que terminar haciendo vomitar al más utópico y al más soñador. Personalmente, aún no lo he hecho, principalmente porque, por fin, se han planteado algunas cosas más "reales"sobre la historia de amor en los últimos episodios (aunque ... bueno, me callo), y aún sin ellas lo aguanto bien y me gusta, pero esta fórmula está totalmente destinada al fracaso a no ser que ocurra algo que le de un giro radical a la serie. Quiero decir, que esta serie, si dura más de 1 temporada, puede llegar a ser de las que duele ver a no ser, claro, que te dejes atrapar por su espíritu y quieras más y más de su miel.

Entonces ¿qué? Buena pregunta, pero esta es una de esas series que, por obligación, tenéis que ver para saber de qué os hablo, para decidir por vosotros mismos si queréis verla o no, no puedo hacer más que exponer mis sensaciones, porque no puedo decir que sea una serie mala, eso no sería cierto, es una buena serie (a veces con momentos muy buenos, incluso) pero que gusta o no gusta, así de radical, pero que, a la vez, puede hacerte pasar de un lado a otro según avancen los capítulos, dependiendo de cómo te entre. Por ahora, yo estoy de su parte, pero, como os he dicho antes, puede que acabe en el lado opuesto o completamente desquiciado, quién sabe.

[Descargas directas] [Torrents] [Subtítulos]

4 Comentarios.

  1. El engolamiento de muchos de sus diálogos hace que mis caniches lloren con desamparo.
    La idea es original y divertida, pero falla el how-to-do-it.
    Puedo asegurar que mi testículo central tiene un olfato especial para este tipo de productos, y ahora mismo me dice que la serie no superará la segunda temporada en los USA.
    Hagan juego.

  2. Dani says:

    Esa es mi apuesta, pero no por el éxito, sino porque creo que no puede sostenerse.

    Un saludo.

  3. jueves13 says:

    Yo la empezaré pronto. A ver qué impresión me causa!

  4. Dani says:

    Ya me contarás.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -