Posted by : Dani López 18 abril 2007

No, si ya lo sabemos, las fotos que nos muestran en los restaurantes (sobre todo en los de comida rápida), luego no se parecen demasiado a lo que nos venden... ¡En las fotos tiene mucha mejor pinta! Aún recuerdo cuando me pedí la tripe Whopper... ¡Ah! Aún lloro de hambre.

Bien, pues, en esta página, nos muestran algunas comparaciones entre la realidad y la ficción del anuncio que son bastante ilustrativas. Os pongo un par de ejemplos (cómo no, de hamburguesas) en los que, una cosa que me llama bastante la atención, es la diferencia de grosor del asunto y de color de la carne (además de, en el segundo caso, la diferencia del pan):

Aquí el Big Mac ficticio y el real (curiosidad: los ingredientes de la hamburguesa son Two all beef patties, special sauce, lettuce, cheese, pickles, onions on a sesame seed bun, una "fórmula" que usan en la cadena de "restaurantes" desde 1975):


Y aquí el Whopper, del Burguer King, en el mismo plan:


Vía: Menéame

2 Comentarios.

  1. Nac says:

    Si ya lo sabes... Un BigMac venido a menos, y encima con la carne no tan a la brasa como se podría... Y un Whooper recién... CAÍDO DESDE UN 5º PISO!!
    De todas formas, es que a los publicistas les pagan mucho más que a los currantes a pie de plancha o freidora.

  2. Dani says:

    Sí, se les paga más, pero bueno, en algunos casos rozan la publicidad engañosa porque a uno no le venden lo que le ofertan.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -