Posted by : Dani López 02 diciembre 2010

Cómo comenzar esta reseña... bien, empecemos por el principio... o más bien por el final, pero el del año pasado. Fue un final que nos dejó a todos echos polvo y deseando más de las aventuras de los moteros de Charming. Dije al final de la reseña, "(...) lo que espero es, ni más ni menos, que otra temporada tan buena como las dos anteriores. Sí, lo siento, no me conformo con poco y, además, seguro que no me defraudan.". Bueno, diana.

Este año hemos asistido a la peor de las tres temporadas de la serie, una temporada con la que no está contento del todo ni su creador, Kurt Sutter. Dicho esto, yo he seguido atraído por muchas cosas de la serie este año: temas, tensión, personajes, atmósfera... Pero lo peor de todo ha sido que las líneas argumentales que la han recorrido se han perdido por el camino en sí mismas, se han arrastrado o han caído en saco roto.

SPOILERS ALERT


Había varias líneas este año, siendo quizá la más importante la la recuperación de Abel de tierras irlandesas. ¿Podían haberse retrasado más con la trama, podían habernos aburrido, incluso, más con el tema? Han dado palos de ciego y, por si fuera poco, hubo momentos en los que se ponía en tela juicio la propia existencia de la trama, como si no importara. Por otro lado teníamos, relacionada con ésta, la trama del trato con Stahl, que en el último episodio ha dejado como final una trampa que, no importa tanto si lo es o no, si es lógica o no, sino que no encaja en ciertos esquemas de personajes y destroza mucho del trabajo hecho con Jax. ¿Tara? La trama de "te quiero no te quiero" era cansina, ha sido secuestrada (¿alguien me explica porque hace tantas tonterías cuando ya ha conseguido escapar y se vuelve a secuestrar ella sola?), ha pensado en abortar, ha ayudado a matar... desde luego está en su camino a ser una old lady, pese a que las cartas de John puede que le cambien la forma de pensar. Y, ¿qué me dicen del tema del futuro alcalde y la "aparición" de Darcy, o el tema del trato con los Mayas? Todo parece que se diluye y que pasa sin razón en ocasiones. Y ni hablemos de los temas legales, de las fechas de entrega, de las huidas y demás: ¿se puede saber si hay alguien en el mundo que esté más tranquilo y libre que Gemma estando detenido? Los personajes nuevos en Irlanda eran una de las apuestas fuertes, creo yo, este año, pero el resultado del trabajo con ellos ha sido irregular. Los miembros del club allí no tenían mucha profundidad ni personalidad y la hermanastra de Jax a penas hace mucho más que casi tirársele. Eh, hijo, que es tu hermana y tu padre se tiró a esta irlandesa rubia cuando estuvo aquí. Ok, me la suda. Oye, que todo lo que hemos hecho hasta ahora que paso de ello, que dejo al niño aquí. ¿Cómo qué? Toma ostia matriarcal que te crió. Maureen estuvo bien, no me disgustó, pero el cura me terminó matando con sus chorradas. Y Jimmy, la verdad es que esperaba más de él y no he entendido cómo ha terminado haciendo muchas cosas de las que ha hecho. En definitiva, porque no tenían más cosas pensadas, pero si se hubieran ido antes de Irlanda y hubieran estado menos capítulos allí, la cosa hubiera mejorado. Demasiadas vueltas para nada.

Los últimos episodios ya en tierras norteamericanas, no me han disgustado, pero el final, aunque sí es cierto que tampoco es tan sorpresa, no me gusta, como he dicho, por lo que supone. Bien es cierto que a esa lesbiana (o bi, vamos) de la ATF la tenía unas ganas que no se pueden imaginar (aunque este año se haya convertido en una caricatura de sí misma), pero me ha dado la sensación de que este año ha muerto mucha gente porque sí. Y voy a volver a ver el episodio porque cuando vi a los personajes del autobús algo me chocó. No sé. Eh, rusos, que os damos pasta por el Jimmy, aye? Aye, nos la suda todo y, por cierto, como dos millones no son mucho, no voy a preguntar de dónde vienen ni voy a poner a nadie que sea competente a comprobar si son verdaderos, ya me daré cuenta yo después dentro del coche en dos o tres segundos mirando atento.


De todos modos, siempre hay algo en esta serie que me gusta y me hace seguir disfrutando a algún nivel de los episodios: los dos años anteriores han creado unos personajes y una atmósfera tan grande que cuesta derribarla. Sí, esta temporada ha tenido muchos fallos, muchos derrapes y muchas salidas de carretera, pero siempre se ha terminado poniendo de pie y ha vuelto a quemar rueda. Este año, el final no es que te deje con muchas ganas de más (aunque ha sido impecablemente llevado en muchas cosas y emocionante: Chibs frente a Jimmy, las risas al ver el plan llegar a buen puerto, la escena Opie con Stahl...), pero creo que es lo mejor: un final "cerrado" que permita, sobre todo lo construido, comenzar el año que viene con ganas, ideas frescas y tramas bien pensadas. Yo aquí les espero, a ver si vuelven del todo y la cárcel les ha cambiado y dejan sus irregularidades y agujeros argumentales allí, bien violados, para que no vuelvan.

P.D.: esta serie es un buen ejemplo de cómo se usa la música bien en la televisión.

Otros dicen:
- Diamantes en serie: Reflexiones perplejas sobre SoA.
- Al Final de la Escapada: Mis problemas con Sons of Anarchy.
- Querido bloc...: Sons of Anarchy: Sutter ya se quedó a gusto... Ahora es mi turno.
- Carrusel de Series: Sons of Anarchy toma el camino equivocado.

5 Comentarios.

  1. satrian says:

    El final ha sido grande, se necesitaba toda la temporada para que nos impactara este final, discutible, la serie, sigue siendo grande.

  2. Nahum says:

    Lo dicho: coincido en casi todo, Dani.

    Eso sí, a mí la segunda temporada me parece que ya tuvo algunos de los problemas que se han agrandado en ésta.

  3. Elías says:

    A ver, Dani, no nos ahoguemos en un charco. Si bien es cierto que, a lo peor, lo de Irlanda se hizo demasiado largo en algún momento, los "agujeros argumentales" no son más que lo que pasa siempre en toda serie, película, etc. No voy a ser hipócrita, la verdad es que me hubiera encantado que no todo hubiera sido un "plan maestro" puesto a votación en los talleres Teller-Morrow (implausible a más no poder). Me hubiera encantado que la temporada se cerrara con Jax acompañando a Otto en el corredor de la muerte, aunque otro corredor, claro.
    Existen cosas que no cudran exactamente. Lo de los billetes es una muestra grande, ¿con la cantidad de veces que ha hecho falta desde que el pajillero ha estado allí y hasta ahora saca las cajas? ¡Venga hombre! Sin embargo, es que uno no cae en detalles hasta después que la adrenalina pase... Yo al menos me lo pasé bien viendo una season finale que, por lo menos, no me aburrió en lo más mínimo.
    La muerte de la "ATF bitch" me hizo espetar un "¡sí, joder!."
    La música de la serie es fenomenal. Grandes canciones en momentos justos. Lo que se le tiene que pedir a la música incidental.
    Saludos.

  4. nn says:

    sabes, no me habia dado cuenta de la gran verdad que escribiste, pero me gustaria pedirte en nombre del tema final si se puede maestro y un saludo desde rancagua Chile

    dame el dato a mi correo r salinasgomez@gmail.com

  5. Dani says:

    Satrian: no seré yo el que se aleje de ella, créeme. Aún me transmite cosas muy grandes.

    Nahum: no sé si por inercia o porque eran menos evidentes o porque lo disfrazaban (o me distraían) mejor, pero yo en la segunda no lo noté tanto. Por lo que te he leído ya me he dado cuenta de que tú sí. De todos modos, con perspectiva, la primera es una obra de arte.

    Elías: por éso sigo viendo la serie contento, porque a pesar de estas cosas que comento, me da adrenalina y tensión, pero le exijo mucho siempre porque la primera fue perfecta y la segunda muy grande (Lo de los billetes es otra cosa más que se me ha olvidado comentar, pero hay más: han estado algo descuidados para ser ellos).

    NN: La canción es Hey Hey My My, tocada por Battleme, aunque la original es, creo de Neil Young. Un saludo.

Posts // Comentarios

¡Mis libros!

Últimos comentarios:

Previously on...

Nos enlazan:

- Copyright © 2002 Freak’s City -Metrominimalist- Powered by Blogger - Designed by Johanes Djogan -